fbpx
viernes, abril 10, 2020
ActualidadAl díaNoticias

Llénese de razones de peso para luchar contra la obesidad

No es un tema estético, sino que el exceso de kilos puede afectar su calidad de vida, dañar sus articulaciones y exponerlo a un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Solo con ser denominada la epidemia del Siglo XXI, se puede medir el verdadero impacto y el riesgo al que está expuesta la humanidad por los problemas de obesidad y sobrepeso. Las cifras y los análisis de muchas entidades llegan a una terrible conclusión, y es que esta amenaza contra la salud mundial sigue creciendo de forma alarmante.

epidemia del sobrepeso

Un estudio publicado por el New England Journal of Medicine, elaborado por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) en la Universidad de Washington, indica que, en los últimos 30 años, la obesidad se ha duplicado en más de 70 países. Son más de 2,2 mil millones de habitantes del Planeta (30 % de la población) con obesidad (108 millones son niños y 600 millones, adultos con Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30).

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, reconoce que “la prevalencia de la obesidad va en aumento en el mundo, en especial entre los lactantes, los niños y los adolescentes. En 2017, esa cifra superaba los 41 millones de niños menores de cinco años, que eran obesos o tenían sobrepeso.

En Colombia, el panorama no es menos preocupante. Tanto niños como adultos sufren por este flagelo y todo lo que conlleva, y según la Encuesta sobre la Situación Nutricional (Ensin 2015), el 56% de la población, entre los 18 y los 64 años, tiene sobrepeso u obesidad o, en el caso de los niños en edad escolar, el exceso de peso se incrementó de 18,8% en 2010 a 24,4% en 2015.

Otras naciones como Estados Unidos, también ven con preocupación el aumento de su población obesa, tanto que hoy se estima que es uno de los países en donde esta más aumentado, y ya impacta a un 36% de sus habitantes.

Una realidad sobre la que se quiere llamar la atención este martes 12 de noviembre, cuando se celebra el Día Mundial contra la Obesidad, para entender la esencia de la enfermedad, pero también las opciones que se tienen para contrarrestarla, y profundizar en temas como los estilos de vida, que sin duda son determinantes en su aparición o en su control.

“Todos tenemos una razón para hacer frente a una enfermedad. Algunas personas deciden enfrentar la obesidad por salud, otras por evitar problemas del corazón, por dormir mejor, para tener más años de vida, entre muchas otras razones, todas igualmente válidas. En esta ocasión, de la mano de Johnson & Johnson Medical Devices, invitamos a las personas a descubrir y compartir cuál es su razón para luchar contra la obesidad. Hablar de este padecimiento es importante, pero no es cuestión de peso, es porque todos estamos #LlenosDeRazones”, aseguró el doctor Eduardo Silva, presidente de la Asociación Colombiana de Obesidad y Cirugía Bariátrica (ACOCIB, www.acocib.com).

Según la OMS, una forma simple de medir la obesidad es el Índice de Masa Corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso.

La obesidad, problema multifactorial

La obesidad tiene que ver con una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, ya que está relacionada con múltiples problemas que van más allá de un asunto estético, entre los que se cuentan el mayor riesgo de infecciones, de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, daños músculo-esqueléticos y otros.

Por ejemplo, los más recientes estudios e investigaciones científicas han encontrado que una causa en el aumento de enfermedades como la diabetes, se origina en la epidemia de obesidad. “Esta es una de las razones que lleva a que personas predispuestas terminen desarrollando diabetes, explica el doctor Pablo Aschner, médico endocrinólogo, director científico de la Asociación Colombiana de Diabetes (www.asodiabetes.org).

De igual forma, preocupa al experto, que como la obesidad se ha vuelto más común y a más temprana edad, la diabetes también está apareciendo en edades más tempranas. “Ahora vemos adolescentes que desarrollan diabetes tipo 2, o sea, la misma del adulto”, señala.

Para el doctor Hernán Yupanqui, director científico de la Fundación Colombiana de Obesidad (Funcobes), las causas de la obesidad pueden ser genéticas, en un 33% de casos; otro 33 están relacionadas con el sedentarismo y una cifra igual con los malos hábitos de alimentación.

En esa misma línea, la doctora Ligia Clemencia Rueda, psiquiatra del Instituto Neurológico del Hospital Internacional de Colombia (HIC), explica que existen diversos tipos de obesidad, que pueden estar agrupados en una obesidad de origen exógeno, originada por el aumento en la calidad de calorías en comparación con las que se gastan en las actividades de la vida diaria, y una obesidad endógena, que es secundaria a diversas  enfermedades como hipotiroidismo, el síndrome de cusching, entre otras, e incluso hoy se sabe que hay una relación entre los trastornos de la conducta alimentaria, como los atracones de comida o la adicción a la comida, pero sin duda hay que reconocer que los estilos de vida son muy importantes.

Incluso, los expertos de la OMS, insisten en que el riesgo de obesidad puede pasarse de una generación a la siguiente, como consecuencia de factores conductuales y/o biológicos. Las influencias conductuales perduran entre generaciones, puesto que los hijos heredan el nivel socioeconómico, los comportamientos y normas culturales y los hábitos familiares alimentarios y de práctica de actividad física”.

“Quienes tienen sobrepeso y obesidad comienzan a ver beneficios cuando han bajado siquiera cinco kilos; pero entre más bajen, mejor, y si logran volver a su peso normal, muchísimo mejor”: Pablo Aschner, médico endocrinólogo, director científico de la Asociación Colombiana de Diabetes.

niño con sobrepesoTome acciones para controlar la obesidad

  • Promover la lactancia materna y facilitar las condiciones para ello, de modo que las madres lacten a sus hijos de forma exclusiva los primeros seis meses de vida, y luego hasta los dos años junto con la alimentación complementaria, es el inicio de una estrategia sólida en la lucha contra la obesidad y el sobrepeso.
  • En el Informe ‘Acabar con la obesidad infantil’, la OMS, destaca la importancia de “proporcionar orientaciones claras y apoyo a los cuidadores, para evitar determinados tipos de alimentos (por ejemplo, las leches y jugos de frutas azucarados o los alimentos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional) a fin de prevenir un aumento de peso excesivo”.
  • Así mismo, sugiere “establecer normas para las comidas que se ofrecen en las escuelas, o para los alimentos y las bebidas que se venden en ellas, que cumplan las directrices sobre una nutrición sana”, y eliminar en entornos escolares el suministro o la venta de alimentos malsanos, como las bebidas azucaradas y los alimentos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional”.
  • Promover en los niños la actividad física, incentivándolos a jugar, a practicar diversos deportes junto con otros chicos de su edad y con actividades en familia.
  • Si hay problemas de obesidad o sobrepeso, buscar ayuda especializada. Hoy existen diversas opciones de tratamiento, desde medicamentos hasta cirugía bariátrica, para cada caso en particular y cumpliendo con diversos estándares y protocolos.

También te puede interesar: A reducir los alimentos ultraprocesados    |      Mitos y verdades alrededor de las grasas      |      Alimentarse bien, esa es la estrategia exitosa 

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

2 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: