fbpx
jueves, febrero 27, 2020
chequeo médico
ActualidadNoticias

¿Listo para el chequeo médico de inicio de año?

Un buen examen preventivo permite asegurarse de que se encuentra bien o, por el contrario, identificar factores de riesgo y enfermedades crónicas como diabetes, tensión alta o colesterol elevado.

revisión estado de salud de forma preventiva

Se estima que un 20% de las personas que se someten a una revisión de su estado de salud, de forma preventiva, logran identificar que padecen alguna enfermedad o que tienen algún riesgo que amerita un cambio en su estilo de vida para prevenir el desarrollo de una enfermedad o sus complicaciones.

La diabetes, la hipertensión y los trastornos lipídicos (triglicéridos y colesterol alto) suelen ser los problemas que se descubren con mayor frecuencia durante un chequeo médico preventivo, en especial porque pueden cursar sin ningún síntoma, precisa el doctor Juan Carlos Hernández, coordinador del Servicio de Urgencias de la Clínica del Occidente.

La prevención es la base de los programas de chequeo médico, y como afirman especialistas de la Fundación Cardiovascular – Hospital Internacional de Colombia, la idea es ir más allá e identificar factores de riesgo y diagnosticar diferentes enfermedades en etapa temprana donde pueden ser tratables o incluso curables. “A través de la realización periódica de chequeos médicos ejecutivos (recomendable 1 vez por año), nos anticipamos al problema en lugar de descubrir la enfermedad en una etapa avanzada donde es poco lo que se puede hacer”. 

Con esa información, lejos de asustarse o de ignorar los resultados, lo que se busca es que los pacientes tomen conciencia y a partir de esa realidad que tienen en sus manos, modificar sus hábitos de vida incorrectos y seguir las recomendaciones personalizadas hechas a su medida por su bienestar y salud.

Entonces, este es un chequeo ciento por ciento preventivo, y dice el doctor Juan Carlos Hernández, especialista de la Clínica del Occidente, se puede considerar ‘aliado’ de las enfermedades silenciosas como la hipertensión, que no ha sido diagnosticada en casi la mitad de las personas porque no saben que la padecen y no hay síntomas que les den una señal.

En este caso específico, hay que recordar que “detectar a tiempo la hipertensión arterial permite evitar que se desencadene un infarto o un evento cerebral. El gran error de los pacientes radica en no consultar a su médico ni hacerse exámenes de rutina, porque no sienten molestias”.

El chequeo, su mejor decisión

El chequeo, su mejor decisiónLa recomendación es realizarse esta ‘revisión’ aprovechando que se inició un nuevo año y que es un tiempo de balances y propósitos; de nuevos retos y metas, y una de ellas debe ser cuidar su salud.

Al respecto, la doctora Eleonora Vizcaino, jefe de Hospitalización Clínica La Colina, en Bogotá, explica que “en los adultos se recomienda un chequeo anual en búsqueda de patologías crónicas y realizar una prevención a tiempo”.

Ese chequeo incluye una historia clínica y un examen físico completo; la toma de la presión arterial, el peso y la talla, para definir, por ejemplo, si la persona está en bajo peso o tiene sobrepeso u obesidad.

De igual forma, explica la especialista, se solicitan unos exámenes de laboratorio mínimos, como cuadro hemático, glucosa, parcial de orina, creatinina, perfil lipídico (colesterol, triglicéridos, HDL). Dependiendo de la consulta (interrogatorio y examen físico), antecedentes y edad del paciente, pueden estar indicadas otras pruebas complementarias.  

“Muchas enfermedades silenciosas solo presentan síntomas en etapas avanzadas, entonces ese argumento es suficiente para realizarse un chequeo preventivo al menos una vez cada año, aunque la frecuencia varía por factores como la edad y los antecedentes familiares de cada persona”: doctor Juan Carlos Hernández, coordinador del Servicio de Urgencias de la Clínica del Occidente.

Chequeos a su medida

Las diferentes clínicas y hospitales han diseñado programas de chequeo ejecutivo con el fin de prestar este servicio a la población, pero no existe un único modelo de chequeo o estándar, sino diferentes portafolios de servicios, algunos ajustados a las necesidades de cada persona.

“El chequeo es apto para personas de diferentes edades y de cualquier género que, incluso, podrán tener un diagnóstico temprano de patologías como alteraciones metabólicas, hipertensión arterial, enfermedad coronaria, cáncer, enfermedades úlcero-pépticas, reflujo gastroesofágico, alteraciones oculares, entre otras”, indican especialistas de la Fundación Santa Fe de Bogotá (Fsfb).

En general, la idea es poder realizar las valoraciones médicas y pruebas diagnósticas de última tecnología, aseguran voceros de la Unidad de Servicios Médicos Ambulatorios (Unimarly), con su programa ‘Salud de clase ejecutiva’, y para esto es indispensable contar también con grupos interdisciplinarios.

Además de los exámenes regulares, el doctor Juan Carlos Hernández, destaca exámenes que son importantes según su edad:

  • De 18 a 39 años. Se requiere examen físico, oftalmológico y las pruebas de laboratorio para verificar los niveles de hemoglobina, colesterol, glucosa y triglicéridos. En el caso de las mujeres, a partir de los 30 años, las mujeres deben hacerse una prueba para detectar el Virus del Papiloma Humano (VPH).
  • De 40 a 64 años. Mamografías, exámenes para detectar osteoporosis, cáncer de piel y de pulmón son reglamentarios para las mujeres; mientras que en el caso de los hombres mayores de 40 años, se recomienda el examen de próstata.
  • A partir de los 50 años. En adultos se debe realizar exámenes de detección de cáncer de colon, y repetir la colonoscopia regularmente cada 10 años. Sin embargo, existen factores en algunas personas que las hacen más propensas al cáncer de colón, en ellos se aconseja practicarse las pruebas de detección antes de los 50,  pero dependiendo de las características, puede ser recomendable la colonoscopia a los 30 años o a los 40.  
  • De 65 años en adelante. Es necesario evaluar las pulsaciones de la arteria carotidea –encargada de distribuir la sangre que parte desde el corazón hasta la cabeza- para identificar si existe algún grado de obstrucción, y palpación de la glándula tiroidea que permite descartar o detectar signos de trastornos metabólicos provocados por cambio de tamaño.

Cuide su salud visual y oral

salud oralAdemás de la cita médica general, por su salud es muy importante hacer una revisión periódica de su salud oral, de su salud visual, y esto incluye no solo a los adultos sino a los niños.

Al respecto, el doctor Andrés Sarmiento, director clínico del modelo Imevi 360, principal aliado en materia de salud visual de Compensar, aconseja consultar periódicamente con el especialista en salud visual, llámese optómetra u oftalmólogo. Una vez al año debe acudir a control, y si tiene una patología importante, recuerde sus chequeos periódicos, el seguimiento preciso y la toma o aplicación de medicamentos que le hayan formulado”.

En cuanto a la salud oral, existen medidas preventivas seguras y efectivas que pueden proteger los dientes, y dentro de ellas están las visitas regulares al odontólogo, mínimo una vez al año, para revisar cómo está, para verificar que esté realizando adecuadamente su higiene oral, como el cepillado y el uso de seda y enjuague, o en el caso de los niños, asegurarse de que no tengan problemas como la caries, recomiendan las doctoras Alejandra Castro Tobón y Gladys González Banoy, odontólogas del programa de Odontología de la Universidad Cooperativa de Colombia.

También te puede interesar: ¿Por encima de 140/90?     |     Cultura del autocuidado, clave en la lucha contra el Cáncer   |     Tú corazón puede fallar, ¡escúchalo!     |     ¿Pensando en entrenarse con pesas?  

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: