fbpx
ActualidadAvances científicosBienestarEnfermedadesInvestigacionesNutrición

Pilar Donado: Una investigadora apasionada e inquieta

Desde la universidad comenzó a trabajar con bacterias, un tema que la apasiona y que la ha llevado a involucrarse con salud humana, sanidad animal y cadena agroalimentaria.

Bacterias e infecciones del tracto urinario en caninos fue el tema que escogió María del Pilar Donado Godoy como tesis de grado para recibir su título en Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional de Colombia.

Luego, en la Universidad de Guelph, en Canadá, hizo un máster en epidemiología con una tesis sobre mastitis en producciones de ganadería de doble propósito, y ahí comenzó su carrera como investigadora, la que siguió en la Universidad Nacional de Costa Rica y a su regreso al país, en la Universidad Nacional y en Corpoica, hoy AGROSAVIA (Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria).

A partir de 2007 vio madurar su iniciativa de tener un Programa Colombiano para la Vigilancia Integrada de la Resistencia Antimicrobiana (COIPARS), trabajo multidisciplinar con apoyo internacional de la OPS y Canadian Public Health, y nacional, de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), el Instituto Nacional de Salud (INS), el Grupo para el Control de la Resistencia Antimicrobiana de Bogotá (GREBO), la Universidad de Los Andes con su laboratorio Ecología Microbiana de Alimentos (LEMA) y el Centro de Investigación CIMIC, y Carulla SA., entre otros, cuyo trabajo inicial se realizó con la industria  avícola.

Para ella, haber creado conciencia en el país sobre lo que significa la resistencia antimicrobiana (RAM) ha sido fundamental en su trabajo, así como haber sido parte del comité AGISAR, asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en vigilancia integrada en RAM.

 

Con la cadena agroalimentaria

Como había otro tema que le apasionaba: la inocuidad de alimentos, María del Pilar Donado no dudó en participar en un curso sobre liderazgo en inocuidad y posteriormente viajar a California (Estados Unidos) para hacer su PhD, como becaria de Fullbrigtht en la Universidad de California, Davis; un doctorado que la llevó a conocer lo relacionado con la Salmonella en la cadena avícola, y fue la base para montar el Programa Piloto Integrado de Vigilancia e Investigación sobre resistencia a antibióticos enfocado en bacterias transmitidas por alimentos como Salmonella, Campylobacter y E.coli, entre otras.

 

De igual forma, en “el Centro de Biotecnología y Bioindustria (CBB), de Corpooica, montamos la Unidad de Inocuidad y comencé a trabajar paralelamente en residuos de plaguicidas, metales pesados y contaminación microbiológica en hortalizas y frutas. Hoy esas son mis áreas de investigación”, explica la investigadora Pilar Donado.

Aunque ha conseguido más financiación desde el área de resistencia antimicrobiana, ha desarrollado trabajos muy importantes en la parte de hortalizas en mercados campesinos, principalmente enfocados en tomate.

Actualmente hace parte del equipo multisectorial del proyecto ‘Trabajando juntos para combatir la resistencia antimicrobiana’ con el enfoque de Una salud, complementando esa labor que inició desde 2007.

“Represento a AGROSAVIA y soy la investigadora principal a cargo de implementar la secuenciación de genoma completo en la vigilancia integrada de la RAM. Queremos diseminar el conocimiento y experiencia en todas las actividades en genómica, tanto en la parte animal, como de alimentos y en salud humana y ambiente”, señala refiriéndose a su participación en el proyecto que respaldan la Unión Europea (UE), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

La investigadora Pilar Donado ganó el Premio ACTA a la ‘Investigación en inocuidad de alimentos’, en 2014 y actualmente es la Investigadora Principal para Colombia en el proyecto ‘NIHR Global Health Research Unit – Genomic Surveillance of Antimicrobial Resistance’.

No rendirse jamás

Para Pilar Donado, mujer de ciencia, investigadora con gran reconocimiento en el país y en el exterior, sus logros son fruto de “la perseverancia, la dedicación, la honestidad y la resiliencia; porque no hay que rendirse nunca ante las adversidades, sino continuar con los sueños”, señala con fuerza y optimismo.

Valora mucho a su equipo de trabajo. “Estoy muy agradecida con todos los que lo conforman, y ha sido exitoso porque tenemos los mismos ideales y compromiso, que nos permiten obtener resultados de impacto en investigación. Sin mi equipo yo no hubiera llegado a donde estoy; sin ellos, sin cada una de las personas, no lo hubiera logrado; todos son excelentes, mucho mejor de lo que yo puedo ser”, enfatiza.

También, resalta el respaldo de otras mujeres de ciencia, como Alba Marina Cotes, última directora del CBB y la única Investigadora Emérita de AGROSAVIA; de Martha Vives, investigadora de la Universidad de los Andes, y Patricia del Portillo, directora de CorpoGen, cuyo trabajo destaca y valora, así como el apoyo que le han dado su mentor Enrique Pérez, de la OPS, y David Aanensen, de la Universidad de Oxford del Reino Unido.

 

Ahora, espera terminar el proyecto financiado con el Instituto Nacional de Investigaciones en Salud del Reino Unido (NIHR), coordinado por el Instituto Sanger, “relacionado con salud humana y animal, en alianza con varias instituciones como el INS, los grupos GREBO de Bogotá y GERMEN de Medellín y con clínicas y hospitales de varias ciudades de Colombia; trabajamos con vigilancia genómica de bacterias resistentes de prioridad en el campo clínico, y con otras que tienen que ver con la parte de inocuidad y que están involucradas también en salud animal”.

Y ya piensa en la segunda etapa de este proyecto, direccionada desde la Universidad de Oxford, pero con el mismo financiador, el NIHR, con el enfoque de One health (OH).

“Queremos contribuir tanto a la vigilancia de la resistencia en humanos como a la vigilancia integrada. Incursionaremos en conocer la resistencia en el medio ambiente, pero mantendremos todas las areas de OH, esperando resultados que sean de impacto para la sociedad”, afirma esta científica bogotana, de padre barranquillero, y para quien el sabor Caribe es parte de su esencia, junto con sus pasatiempos: cocinar, leer y oír música. Ama la salsa clásica, y más si está interpretada al ritmo de jazz.

“Mi familia es franco-colombiana; está compuesta por mi marido Xavier (vive en Colombia desde 2007) y sus dos hijos Maud y Pierre, y yo; tenemos dos perros de agua español, Lychee y Cereza, y una gata negra llamada Gatucha. Los dos trabajamos en investigación y en biotecnología. Mis hermanos, mis sobrinos y mis primos tambien son parte de mi familia y los adoro”, dice con emoción.

 

Entrevista realizada por Marisol Ortega Guerrero

Periodista especializada en temas de Salud

 

También te puede interesar: 

Inclusión, prioridad para las personas con enfermedades huérfanas    |      Enfermedades que se hacen más visibles en Colombia      |     Reflexiones sobre la pandemia por la COVID-19     

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: