fbpx
ActualidadAl díaBienestarEjercicioEstilo de VidaNoticiasNutriciónSalud Mental

El impacto del deporte: más allá de la salud física y mental

“El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar, tiene el poder de unir a las personas como muy pocas otras cosas”: Nelson R. Mandela.

Lograr resultados en materia de progreso de las naciones, fomentar valores primordiales como la responsabilidad y el trabajo en equipo, que ayudan a impulsar la integración social y el desarrollo económico en diferentes contextos geográficos, políticos y culturales, son otros de los grandes beneficios del deporte.

Esto significa que además de mejorar la salud física y mental, contribuir a un estilo de vida sano, lejos del consumo de drogas, se fortalece un capital humano y social, señala un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), titulado ‘Deporte para el Desarrollo’.

Hoy por hoy, en canchas y campos deportivos se inculcan valores como responsabilidad y se favorece el trabajo en equipo, que luego se aplican en la vida familiar, escolar y laboral; de igual forma, se fomentan diversas habilidades, y estas, según el informe del BID, “son capacidades que aumentan la productividad de los individuos, permitiéndoles producir más en igual tiempo y utilizando la misma tecnología y equipo”.

Así, es una realidad que el deporte y la actividad física también mejoran la comunicación y actitud en la sociedad frente a diferentes situaciones.

“Al estar en actividad, mejoran las capacidades locomotoras y de coordinación, ya que hacemos un reconocimiento de habilidades y fortalezas, generando un estado de satisfacción y optimismo por el esfuerzo dado; integrándonos con la comunidad, compartiendo el conocimiento y apoyándonos. Al final se siente un aire de tranquilidad y autoestima en aumento por lo compartido”, afirma el atleta y empresario de eventos deportivos Víctor Pulgarín, director nacional de Street Workout and Calisthenics.

En su concepto, definitivamente, “estos espacios o actividades generan la oportunidad de tener nuevos enfoques de hábitos saludables, nuevos ideales, una mejor comunicación y actitud con la sociedad frente a cualquier situación, generando paz, respeto y optimismo en el ser humano”.

 

más allá de la salud física y mentalEducación para la vida

A estos beneficios del deporte y la actividad física para la formación de valores y para fomentar el trabajo en equipo, por ejemplo, en universidades y empresas, se suman aportes en materia de aprendizaje. Así lo reafirma un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) que determinó que la actividad física mejora el rendimiento académico.

La coordinadora del trabajo, Irene Esteban-Cornejo, del Departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad de la UAM explica que “a partir del fortalecimiento de la capacidad cardiorrespiratoria se alienta la comunicación entre las células, y con una mejor habilidad motora, se favorece la concentración, y esto, hasta cierto punto, reduce el riesgo de fracaso escolar”.

Cuando hay enfermedades de base, también surge el deporte como alternativa de control. En el estudio, titulado ‘Manejo del ejercicio para jóvenes con diabetes tipo 1’, de las universidades de Western (Australia) y Gothenburg (Suecia), se destaca cómo la actividad física regular es importante para mejorar el control de la glucemia o azúcar en el organismo, lo que contribuye a mantener la diabetes bajo control y que así, por ejemplo, los estudiantes universitarios puedan seguir sus estudios y avanzar en su formación sin problema.

 

Cada día hay más opciones

Afortunadamente, las alternativas para que los jóvenes se ejerciten, tanto en colegios como universidades, crecen cada día y esto es muy positivo, como lo reitera Uriel Oquendo, experimentado deportista y entrenador, director de la Academia Colombiana de Tenis.

En su concepto, una práctica deportiva adecuada permite “alcanzar un mejor estado físico, mejorar las técnicas de respiración y favorecer la salud y el bienestar general. A esto se suma que son disciplinas que dejan enseñanzas no solo durante la práctica, sino para toda la vida, porque fortalecen la autoestima, el trabajo en equipo, el logro de resultados a pesar de la adversidad y permiten socializar”.

 

Programas exitosos

En el documento ‘Deporte para el Desarrollo’, el BID menciona diversos programas clave para el desarrollo social. Veamos algunos:

  • Proyecto ‘A ganar’. Utiliza deportes de equipo y ha ayudado a más de 3.000 jóvenes de América Latina a capacitarse e integrarse al campo laboral. Colombia, Brasil, Ecuador, Uruguay, República Dominicana y México son algunos países beneficiados.
  • ‘Programa Pescaíto’, en Santa Marta (Colombia). Mediante el deporte, este proyecto ayuda a desarrollar competencias laborales, a trabajar en equipo y fomentar la igualdad de oportunidades en niños y jóvenes de escasos recursos.
  • ‘Programa regional contra el chagas’. Esta propuesta, dentro del eje del deporte para la salud y el bienestar, busca prevenir, tratar y controlar la enfermedad  de  Chagas,  sensibilizando  a  la  población  sobre  sus  causas  y  cultivando hábitos preventivos a través de una intervención deportiva en la región de Gran Chaco (Bolivia, Paraguay y Argentina).

El deporte tiene el poder de cambiar el mundo

Escrito por María Alejandra Madero

Comunicación Social Universidad Cooperativa de Colombia

 

También te puede interesar: 

OMS sobre actividad física    |      ¿El deporte es bueno para la salud?      |     Consejos para optimizar su rutina de ejercicios      

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: