fbpx
ActualidadBienestarEnfermedadesEstilo de Vida

Durante la pandemia, aumentaron casos de ojo seco

Demasiado tiempo frente a las pantallas causa resequedad y esto puede hacer que sienta sensación de cuerpo extraño. Deje descansar sus ojos.

El ojo seco se ha convertido en un problema propio de quienes pasan horas frente al computador, teléfono inteligente, tableta o cualquier otro dispositivo, y es hoy por hoy un motivo de consulta frecuente, derivado del confinamiento y las horas en casa pegados a las pantallas sin un debido descanso.

casos de ojo secoEs tal la relación que al ojo seco evaporativo se le denomina ‘síndrome de uso de computador’, aunque es importante destacar que no es la única causa, señala el doctor Marcel Yecid Ávila Castañeda, médico oftalmólogo, profesor asociado de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en ojo seco.

En el Primer Informe Mundial sobre la Visión, publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se mencionan otras causas, como el “uso de lentes de contacto sin los cuidados adecuados; afecciones autoinmunes, como el síndrome de Sjögren (trastorno del sistema inmunológico que cursa con boca y ojos secos) o la artritis reumatoide (enfermedad inflamatoria crónica); la blefaritis (inflamación del párpado), el uso de ciertos medicamentos y el envejecimiento.

El Informe sugiere “no pasar por alto esta problemática” que está, “junto con la conjuntivitis, entre los motivos más frecuente de consulta en salud visual”.

Se trata de una enfermedad multifactorial de las lágrimas y de la superficie ocular que “se presenta por alteraciones en la producción las lágrimas o por mala calidad de la película lagrimal que induce que estas se evaporen; también por una lesión directa del las capas de epitelio del ojo; así mismo, los estilos de vida que implican un aumento de la evaporación de las lágrimas inducen resequedad ocular”, explica el doctor Ávila.

Consultar a tiempo

Para mantener una húmedad adecuada, que permita lubricar el ojo, este produce constantemente lágrimas, una mezcla de agua, aceites grasos y mucina, indispensables para que la superficie de los ojos se mantenga lisa y limpia, y para protegerlos de infecciones.

Por eso, cuando tenemos los ojos irritados, el mecanismo de defensa suele ser la producción de más lágrimas. “Sin embargo, a veces los ojos no producen las suficientes o algo afecta a una o más capas de la lámina de lágrimas. En esos casos, el resultado es tener ojos secos”, indican especialistas de la Academia Americana de Oftalmología.

Cuando esto ocurre, pueden aparecer síntomas, como sensación de cuerpo extraño, de tener arena o de ojo pegado, disminución de la visión o del contraste, molestia al exponerse a la luz, al usar el computador o al salir y recibir viento.

La sugerencia es consultar cuando estos síntomas persisten por más de una semana o interfieren el desarrollo de las actividades cotidianas. Actualmente se tienen “tecnologías disponibles que, mediante un examen fácil y mínimamente invasivo, permiten determinar el tipo de ojo seco y el grado de severidad, para tener un manejo adecuado y un mejor seguimiento”, agrega el doctor Ávila.

“Una alimentación adecuada, con buena cantidad de frutas, verduras y alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, ayuda a producir ‘grasita’ para ‘lubricar’ la superficie del ojo.

Para que las lágrimas fluyan

El tratamiento del ojo seco está enfocado en varios pilares:

  • Mejorar las condiciones del lugar de trabajo, disminuyendo la exposición a ambientes muy secos.
  • Mejorar la función de la producción de lípidos en las lágrimas, mediante compresas calientes y masajes suaves en el párpado.
  • Una alimentación adecuada, que incluya alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3 y ácidos grasos poliinsaturados de alta calidad.
  • Utilizar gotas lubricantes para los ojos, recomendadas por su especialista, las cuales ayudan a aumentar el volumen lagrimal.
  • Uso de ciclos de IPL (Intense Pulsed Light), luz de alta intensidad, a una frecuencia determinada, para activar las glándulas que producen lípidos, favoreciendo su función y disminuyendo su inflamación.
  • Limpieza y desbridamiento (aseo quirúrgico) de detritos y de posibles parásitos (demodex) residentes en las pestañas y glándulas de los párpados.
  • Mantenimiento de lágrimas mediante la colocación de tapones lagrimales.
  • En casos severos, se emplean terapias regenerativas de las glándulas lagrimales y glándulas de meibomio, con utilización de células autólogas y de plasma autólogo.

Lo mejor es prevenir

  • Realice pausas activas. “Por cada hora de labor, y con mayor razón si trabaja frente al computador, descanse sus ojos mínimo cinco minutos: parpadee y fije la mirada hacia objetos lejanos, ojalá hacia una ventana con un paisaje y luz natural, sugiere el doctor Ávila, especialista en el manejo de ojo seco.
  • Revise que su lugar de trabajo tenga una adecuada iluminación y humedad.
  • Proteja sus ojos. La tecnología brinda filtros para sus anteojos o para las pantallas, con el fin de que su visión no sufra.
  • Incluya en su alimentación mayor cantidad de frutas, verduras y ácidos grasos Omega 3, para mejorar la producción de las glándulas lipídicas y que se produzca la ‘grasita’ que ayuda a ‘lubricar’ la superficie del ojo.
  • Evite factores como el cigarrillo y la exposición a vapores tóxicos.

Por MARISOL ORTEGA G.
Periodista especializada en Salud

 

Deje descansar sus ojos

También te puede interesar: 

El lavado de manos, clave en la lucha contra el coronavirus    |      No arruine las fiestas decembrinas con el uso de pólvora      |     Claves para que las fiestas decembrinas no lo enfermen      

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: