fbpx
viernes, enero 17, 2020
alimentos contaminados
¿Sabías que?ActualidadAl día

Cinco claves para tener alimentos seguros

Una de cada 10 personas en el mundo se enferma después de comer alimentos contaminados y 420.000 mueren cada año, según los reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es una realidad que cada año aumenta el número de personas que enferman al consumir algún alimento contaminado, problemática que se incrementa aún más en temporadas como las vacaciones escolares y laborales, cuando la gente viaja a otros destinos y no toma precauciones con sus comidas, o en las fiestas de fin de año, cuando se prepara mucha comida y no se manipula ni se conserva de manera adecuada o se compran ingredientes en lugares con condiciones pobres de higiene, entre muchos otros casos.

malas practicas en la conservación de alimentos“Un número cada vez mayor de brotes de enfermedades transmitidas por alimentos están cobrando vidas, causando enfermedades y amenazando la salud y las economías futuras”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS, durante la II Reunión Mundial de la Red Internacional de Autoridades en materia de Inocuidad de los Alimentos (Infosan), celebrada en Abu Dabi (Emiratos Árabes).

Allí se informó que además de las malas prácticas en conservación y manipulación de alimentos, que tienen que ver con toda la cadena productiva hasta el consumo en el hogar, las autoridades de salud han encontrado otros riesgos de la vida moderna, que pueden contribuir al incremento de casos de enfermedades transmitidas por alimentos, como:

  • Fraude alimentario: la producción y venta de alimentos producidos bajo etiquetas falsas o fraudulentas, incluidos los ingredientes que contienen.
  • Comercio electrónico y ventas en línea: la expansión de nuevas plataformas para comprar y entregar alimentos plantea nuevos desafíos para la seguridad alimentaria, con cadenas de distribución de alimentos en su mayoría no reguladas que complican la trazabilidad.

Sobre estos temas se está trabajando actualmente, para generar más conciencia y ya se empiezan a tener casos muy exitosos en algunos países.

Los alimentos que contienen bacterias dañinas, virus, parásitos o sustancias químicas, causan más de 200 enfermedades, desde diarrea hasta cáncer. Es fundamental tomar precauciones e incrementar la higiene.

Diferencie entre infecciones e intoxicaciones alimentarias

En el documento ‘Enfermedades transmitidas por alimentos (ETA), la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, recalca la importancia de diferenciar las infecciones alimentarias de las intoxicaciones alimentarias:

  • Infecciones alimentarias: son las ETA producidas por la ingestión de alimentos o agua contaminados con agentes infecciosos específicos tales como bacterias, virus, hongos, parásitos.
  • Intoxicaciones alimentarias: son las ETA producidas por la ingestión de alimentos o agua contaminados con cantidades suficientes de toxinas elaboradas por proliferación bacteriana o con agentes químicos (metales pesados y otros compuestos orgánicos) que se incorporan a ellos de modo accidental, incidental o intencional, en cualquier momento desde su producción hasta su consumo.

El cuadro clínico agudo se caracteriza por presencia súbita o temprana de signos y síntomas como vómito, diarrea, dolor abdominal, cefalea, algunas veces reacciones alérgicas, deshidratación y otras complicaciones que pueden generar incluso la muerte, asociadas al consumo reciente de un alimento o agua.

Los síntomas de las enfermedades transmitidas por los alimentos, como náuseas, vómito, diarrea y dolor abdominal, aparecen, por lo general, 12 a 72 horas después de comer los alimentos contaminados. Debe consultar de inmediato.

Grupos de mayor riesgo al consumir alimentos que no son inocuos

Si bien cualquier persona puede sufrir una enfermedad transmitida por alimentos, hay grupos de población con mayor riesgo, entre los que destaca la Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos), agencia del gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, y otros, los siguientes:

  • Mujeres embarazadas: Cuando una mujer está en embarazo su sistema inmune se modifica, lo que la hace más propensa a enfermedades transmitidas por los alimentos, que son delicadas y pueden llevar a un aborto espontáneo. Las bacterias dañinas también pueden traspasar la placenta e infectar a un bebé por nacer, cuyo sistema inmunitario está poco desarrollado y no es capaz de combatir una infección.
  • Bebés y niños pequeños: Como su sistema inmunitario está en pleno desarrollo, tienen mayor riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos o de complicarse por ellas.
  • Adultos mayores: A medida que se envejece, el sistema inmune y otros órganos se vuelven lentos para reconocer y eliminar del organismo bacterias y otros agentes patógenos dañinos que provocan infecciones, como las enfermedades transmitidas por los alimentos. Además, el ácido estomacal disminuye, y este desempeña una función importante en la eliminación de bacterias dañinas en el tracto intestinal.

Prevenga una infección transmitida por alimentos o una intoxicación

Mantener una correcta limpieza de los alimentos

La OMS ha dado a conocer a profundidad el tema de la inocuidad de los alimentos y los riesgos que esto representa (https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/food-safety), explicando que hay bacterias muy peligrosas que pueden poner en riesgo su vida. De igual forma, en su Manual ‘Las cinco claves para la inocuidad de los alimentos’, orienta a la comunidad sobre lo que debe hacer para reducir el riesgo de enfermar por el consumo de alimentos no adecuados (https://www.youtube.com/watch?time_continue=59&v=ULZSfFVpLtQ):

  1. Mantener una correcta limpieza: Lave sus manos con jabón antes de preparar alimentos, y a menudo durante toda la preparación; también y siempre, después de ir al baño, y desinfecte todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos.
  2. Separar los alimentos crudos de los cocinados. Es importante separar las carnes rojas, las carnes de aves y el pescado crudos de los demás alimentos, y durante su manipulación, utilizar equipos y utensilios diferentes (por ejemplo, cuchillos o tablas de cortar). De igual forma, debe conservar los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre los crudos y los cocinados.
  3. Cocinar completamente los alimentos, especialmente las carnes rojas, las carnes de ave, los huevos y el pescado. Se recomienda hervir los alimentos que contengan líquidos (por ejemplo, sopas y guisos) para asegurarse de que han alcanzado los 70°C. En el caso de las carnes rojas y de aves, asegurarse de que los jugos sean claros y no rosados. Y no debe cocinar en exceso los alimentos que fría, ase u hornee, para evitar que se formen productos químicos tóxicos
  4. Mantener los alimentos a temperaturas seguras: No deje los alimentos cocinados a temperatura ambiente durante más de dos horas y refrigere lo antes posible los alimentos cocinados y los perecederos. No guarde los alimentos durante mucho tiempo, aunque sea en el refrigerador, y no descongele los alimentos a temperatura ambiente.
  5. Usar agua y materias primas seguras; así mismo, prefiera alimentos sanos y frescos, y no consuma alimentos cuya fecha de vencimiento ha caducado o cuyas características no son óptimas en cuanto a color, sabor y olor.

También te puede interesar: Los dos extremos de la malnutrición     |     La inocuidad de los alimentos es responsabilidad de todos   |     Alimentarse bien, esa es la estrategia exitosa   

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: