fbpx
viernes, octubre 30, 2020
Biotecnología einnovación para la salud, una nueva era en Colombia
¿Sabías que?ActualidadInvestigacionesNoticias

Biotecnología e innovación para la salud, una nueva era en Colombia

Un Instituto de investigación y servicios, que vincula a la academia, es hoy referente nacional e internacional.

Al estilo de las grandes capitales del mundo, Bogotá cuenta con un centro académico, de investigación, desarrollo e innovación de talla mundial. Se trata del Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS).

IDCBIS, el objeto social es la investigación, desarrollo e innovación relacionadas con unos temas específicos de la medicina transfusional

“Es una entidad sin ánimo de lucro, cuyo objeto social es la realización de actividades de investigación, desarrollo e innovación relacionadas con unos temas específicos de la medicina transfusional, la terapia e ingeniería tisular, la terapia celular avanzada y la medicina regenerativa, medicina de laboratorio y también un centro de formación de talento humano. Obviamente coordinando todas estas acciones con centros académicos”, explica el doctor Bernardo Camacho, director y gestor del proyecto, médico especialista y máster en medicina transfusional y terapia celular y tisular, quien habló para SerSaludables.org.

SerSaludables:

¿Cuáles son los campos de acción del IDCBIS?

Doctor Bernardo Camacho: El Instituto funciona a través de una cooperación mixta público-privada; hace parte del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación del país, vinculado al sector de la salud y particularmente a la Secretaría Distrital de Salud.

Su figura jurídica le permite ser sostenible y altamente competitivo en aspectos muy importantes: el primero, en la provisión de servicios altamente especializados, como son obtención, procesamiento, análisis, almacenamiento y distribución de sangre humana y sus componentes; de diversos tejidos humanos que hoy tienen una importante utilidad clínica, como la piel, la membrana amniótica, las córneas, el tejido cardiovascular (en especial válvulas cardiacas, vasos sanguíneos o pericardio), y lo relacionado con tejido osteomuscular (hueso, cartílago, tendones y ligamentos).

provisión de servicios altamente especializados

También se fortalecerán programas ya establecidos, como el del primer y único banco de sangre público de cordón umbilical, que lleva más de tres años de operación y a través del cual obtenemos células madre progenitores hematopoyéticos, cuyo propósito es realizar lo que anteriormente se llamaban trasplantes de médula ósea, para el tratamiento de enfermedades hematológicas malignas y benignas, como leucemias, linfomas, aplasias y otras que se presentan especialmente en niños, pero también en adultos, no solo de Bogotá, sino de Colombia.

Hay otras temáticas de relevancia, como Terapias Avanzadas (terapia celular, terapia génica e ingeniería tisular), medicina regenerativa e investigaciones orientadas a la implementación de buenas prácticas clínicas para la aplicación de terapias celulares, así como incursionar en el campo de la bionanotecnología y la genómica humana, que también estaremos desarrollando.

¿Precisamente, cómo ha sido el trabajo con las universidades?

En el IDCBIS trabajamos en la formación de doctorados, posdoctorados y maestrías, en coordinación con los centros académicos miembros de nuestro Instituto.

Además, en la junta directiva y en la asamblea de constitución están presentes algunas de las mejores universidades del país, el Instituto Nacional de Cancerología, la propia Secretaría de Salud, y las cuatro subredes de prestación de servicios en las que se fusionaron los hospitales públicos distritales. Ya están vinculadas Nacional, Los Andes, Javeriana y, seguramente, vendrán otras que tienen interés en asociarse.

¿Para un país como Colombia, qué beneficios representa crear este Instituto?

Los beneficios serán muy importantes e impactantes. Por ejemplo, en el tema de células progenitores hematopoyéticos, hoy importar 20 mililitros de estas células, si es que se logran conseguir compatibles genéticamente, tiene un costo de 25 a 30 mil dólares, cuando podemos procesarla por el 10% de este valor, con la enorme ventaja de poder encontrar en nuestra población donantes con mayor y alta probabilidad de compatibilidad genética, para favorecer a quienes tienen indicación de trasplante de progenitores hematopoyéticos por cáncer o enfermedades de la médula ósea.

Además, se fortalecerán servicios que hoy se vienen prestando. Somos el único banco de piel realmente distribuidor en Colombia (hemos distribuido más de 272.000 cm2 de piel), así como de membrana amniótica (89.800 cm2 distribuidos), con grandes beneficios, por ejemplo, para el tratamiento de los pacientes quemados.

En el tema de células progenitoras de cordón umbilical somos el único centro como banco público que ya, hoy en día, cuenta con más de mil unidades para trasplantar, y estamos estableciendo el Registro Nacional de Donantes de células progenitoras hematopoyéticas (DarCélulas). A la fecha tenemos 6.796 personas preinscritas y 1.480 inscritos quienes, una vez se establezca el Registro Nacional de Donantes, estarían dispuestos a donar.

Así mismo, el Banco Distrital de Tejidos se encuentra en el proceso de rescate, procesamiento y distribución de tejido osteomuscular con certificación INVIMA, lo que generará que más personas tengan acceso a este tejido

Entonces, pienso hay impacto de nuestro trabajo, no solo para beneficio de la población del Distrito Capital, sino para todo el país. Además, Colombia necesita más nichos, nodos o redes de investigación, y pasar de ser importador de tecnologías a ir estructurando sus propias investigaciones y sus propios resultados.

En el fondo hay otro mensaje, y estamos generando credibilidad en las posibilidades que como país tenemos. La inversión en investigación y desarrollo permitirá generar innovación y, como resultado de ella, progreso y crecimiento, como lo han demostrado otras regiones y países del mundo.

“Queremos seguir desarrollando investigación, patentar productos celulares, tisulares y de medicina regenerativa convertidos en nuevas terapias de beneficio para los pacientes y así hacer una fuerte contribución al crecimiento y desarrollo de nuestro país”: Dr. Bernardo Camacho.

¿Está garantizada su sostenibilidad?

Sí. A partir de la provisión de servicios, además de los recursos provenientes de regalías, de convocatorias como las que hace Colciencias, o convenios que se establezcan para el desarrollo de proyectos de investigación con entidades nacionales e internacionales y con la propia Secretaría Distrital de Salud.

Fortalecimiento de la donación de sangre, una tarea indispensable

Uno de los retos del Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS) (https://idcbis.org.co/), creado hace casi tres años, será doblar la colecta, el procesamiento y la distribución de sangre y componentes sanguíneos, para responder a las necesidades de los hospitales, pero también de otros centros hospitalarios del país. Esto es una prioridad, dice el doctor Bernardo Camacho.

Entrevista realizada por: MARISOL ORTEGA GUERRERO

Periodista especializada en Salud

También te puede interesar: 

¿Sabías que existen los bancos de tumores?    |      Ciberseguridad en salud, para estar realmente protegido 

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: