fbpx
domingo, enero 19, 2020
Actualidad

El riesgo de ver borroso y no enfocar

¿Sabía que los defectos refractivos son muy comunes? Estos van desde la miopía (dificultad para ver claramente los objetos distantes), hipermetropía (dificultad para ver claramente los objetos cercanos) y astigmatismo (visión distorsionada debido a la curvatura anormal de la córnea, y presbicia (dificultad para leer o enfocar bien a un brazo de distancia y que suele asociarse al envejecimiento).

Si presenta alguno, consulte y reciba el beneficio de los tratamientos que hoy se tienen y que facilitan una corrección adecuada. No hacerlo lo expone a accidentes de tránsito, o en el hogar o en la oficina, y afecta su calidad de vida.

Aunque crea que todo está bien, no olvide visitar a su oftalmólogo o al optómetra mínimo una vez al año o antes “si tiene alguna sintomatología de dolor ocular, antecedentes familiares de glaucoma o de retina, diabetes, traumas oculares o defectos refractivos”, explica el doctor Alberto Chacón Aponte, director científico del Instituto de Córnea.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: