fbpx
ActualidadCrecimiento y desarrolloFamiliaTu bebé

Crianza: Incentive el pensamiento espontáneo de sus hijos

Lejos de las pantallas y más cerca de la naturaleza fue la recomendación de la OMS, una oportunidad para buscar nuevos espacios que permitan crear e inventar.

Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS), los pediatras y otros expertos han reiterado sus llamados para que los niños no pasen tanto tiempo en las pantallas de los computadores, las tabletas o los televisores, también han invitado a los padres para que cambien las rutinas actuales y abran espacios nuevos que fomenten su desarrollo, su creatividad y su pensamiento.

Esto incluye desde leerles cuentos y animarlos a que los recreen, hasta jugar a investigar, promover su capacidad de asombro y dialogar mucho con ellos.

Esto es fundamental para su salud física y mental, y “ayudará a prevenir la obesidad infantil y las enfermedades asociadas a ella en etapas posteriores de la vida”, dijo la doctora Fiona Bull, directora del programa de vigilancia y prevención de enfermedades no transmisibles de la OMS.

Por eso, el mensaje es claro: “Para crecer sanos, los niños menores de 5 años deben pasar menos tiempo sentados mirando pantallas o sujetos en carritos y asientos; deben dormir mejor y tener más tiempo para jugar activamente”, indicó la OMS en sus nuevas directrices, con el fin de favorecer la crianza de los niños de forma integral, alcanzando un desarrollo óptimo en lo físico y mental.

Específicamente en relación con los aparatos tecnológicos, señala que entre 1 y 5 años de edad, “el tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora; cuanto menos mejor”. En el primer año, “no se recomienda que pasen tiempo frente a las pantallas”.

Al respecto, el doctor Juan Pablo Carlos Gutiérrez, médico de urgencias pediátricas, de la Clínica Infantil Colsubsidio, señala que los niños no deberían ser expuestos a tan temprana edad a estas herramientas tecnológicas. “Considero que antes de los 2 años no deberían ser utilizados y luego de esta edad, deben usarse con mucha precaución, evitando desplazar otras actividades sanas, dejándose llevar por una falsa comodidad que termina en modelos inadecuados de crianza”.

Más activos que nunca

Para que los niños no estén ‘pegados’ a los aparatos tecnológicos, la doctora Lucía Vargas Posada, psicóloga clínica, destaca la importancia de que “las familias salgan a caminar, a observar, a jugar, y en casa, permitirles a los niños estar por momentos sin nada que hacer, como si estuvieran ‘aburridos’, porque se ha visto que esto les permite relacionarse consigo mismos, con el mundo que los rodea y encontrar qué hacer, incrementando su imaginación, creatividad e inventando cosas, eso sí, siempre atentos y supervisándolos”.

La idea es privilegiar actividades que les permitan estar en contacto con la naturaleza, explorar, curiosear, pensar, recrear cosas y resolver pequeños retos, que se hacen más complejos a medida que crecen.

“Las nuevas generaciones están perdiendo la capacidad de asombro ante la saturación de información, ante la generación de prácticas pedagógicas que promueven la respuesta y no el cuestionamiento, y debemos darles la oportunidad de indagar, explorar, sorprenderse”: profesor Víctor Rojas, Uniminuto.

En el marco del la Bienal Internacional de Filosofía para niños, que organizó Uniminuto hace unas semanas, el experto de la institución Víctor Rojas recomendó a los padres cultivar el pensamiento innato de los niños, y para ello sugirió: 

  1. Cultivar las preguntas de los niños: la infancia indaga todo el tiempo. Dejemos que su curiosidad aumente ayudando a que ellos descubran por sí mismos la respuesta a sus inquietudes.
  2. Volver a leerles cuentos: esto promueve la imaginación, la escucha, la indagación y el pensamiento creativo. Las narrativas muchas veces inspiran modos pensamiento reflexivo sobre todo cuando vamos más allá de los clásicos cuentos de hadas y buscamos cuentos o novelas filosóficas.
  3. Jugar: el carácter lúdico de las infancias no solo es una cuestión recreativa, nada más serio que el juego de los niños. Desde el juego desarrollan habilidades sociales y estimulan el pensamiento solidario desde actividades básicas como ceder el turno, escuchar, respetar la palabra del otro o diseñar estrategias grupales.
  4. Dialogar: las buenas conversaciones son aquellas en las que los participantes logran intercambiar todo tipo de ideas, reflexiones, incluso llegando a disentir del otro. Los niños aprenden a dialogar en la medida en que dialogamos con ellos. Dialogar en clase, por ejemplo, significa superar el tradicional monólogo del profesor y pasar a formar círculos con los estudiantes en los cuales se intercambien opiniones, razones, preguntas e ideas.
  5. Promover la autonomía del pensamiento. Estimular que los niños piensen por sí mismos orientará la generación de nuevos tipos de sociedades más autónomas. Si evitamos responder por los niños o exigir que nuestros estudiantes piensen lo que queremos que piensen o repitan los conocimientos que les damos en clase, podríamos estar cultivando nuevas maneras de acercarse al conocimiento, nuevas maneras para que las personas examinen los criterios de las afirmaciones que escuchan del profesor o de sus compañeros. 
  6. Jugar a investigar. Así como a los niños les encantan las preguntas y son naturalmente curiosos desarrollan maneras altamente filosóficas para la exploración de significados, para el descubrimiento de razones, para el hallazgo de lo desconocido. La investigación tiene todos esos elementos. Jugar a investigar sería desarrollar prácticas en las cuales los niños averigüen por sí mismos el significado de las cosas que les causan misterio.
  7. Promover la capacidad de asombro: nuestros estudiantes y nuestros hijos se sorprenden ante lo desconocido y eso los impulsa hacia la indagación. La sorpresa tiene que ver con la contemplación de lo desconocido. Darse la oportunidad de errar y ser consciente del propio desconocimiento puede ayudar a impulsar el pensamiento.
Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo 
y tu que ¡actividades haces con tus hijos? 
- Déjanos tú comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: