fbpx
martes, octubre 15, 2019
Noticias

Alerta con las prótesis mamarias

Solicitar copia de la tarjeta del implante es un deber de todo paciente, para estar más seguro y tranquilo.

 

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) hizo un llamado a quienes deciden usar prótesis mamarias, no solo para que acudan a lugares especializados y profesionales idóneos, sino para que estén atentos a cualquier señal de que algo no está bien con el procedimiento o con el dispositivo.

Específicamente, recordó a los pacientes la importancia de “solicitar copia de la tarjeta del implante, la cual permite identificar plenamente su prótesis mamaria”, y prestar atención a “señales de alerta como endurecimiento del área del seno alrededor del implante; la ruptura del mismo; la acumulación de fluidos en la zona; el aumento de tamaño del seno afectado, dolor, infección, inflamación, enrojecimiento e irritación”.

El director del Invima, Julio César Aldana, invitó a la ciudadanía a reportar cualquier efecto o situación no deseada que presenten con su prótesis, a través del aplicativo de Tecnovigilancia de la página web del Instituto (https://www.invima.gov.co/)

Durante su participación en el evento académico sobre cáncer de mama (3 Cali Breast Meeting 2019), señaló que “los implantes mamarios ocupan el sexto puesto entre los dispositivos médicos con mayor cantidad de reportes por eventos e incidentes adversos en el país”, y que a la fecha se tiene “un registro de 966 reportes, de los cuales 233 se encuentran relacionados al paciente, 187 al dispositivo, 71 a los profesionales de salud, 86 no relacionados con el dispositivo, y 399 están en estudio”.

Precisamente, esta realidad ha llevado al Invima a liderar campañas de educación e información para todos los involucrados en este tema, y un proceso de “evaluación, premercado, técnico y científico” que permita hacer un seguimiento profundo, para evaluar factores como calidad, seguridad y desempeño de los dispositivos médicos antes y durante su comercialización en el mercado, y luego, durante los procedimientos y cuando los pacientes ya los han recibido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: