fbpx
miércoles, febrero 26, 2020
Conéctate con lo que te causa felicidad
Al día

Conéctate con lo que te causa felicidad

Factores como la genética, las vivencias y los recuerdos intervienen en el nivel de felicidad. La clave es vivir en armonía, cuidarse y disfrutar de los momentos únicos.

Mucho se habla de lograr la ‘felicidad’. Lo vemos ahora reflejado en páginas de entretenimiento como blogs, perfiles de Instagram o Pinterest, o en redes sociales que se encargan de brindar al usuario aburrido y triste, alguna frase motivacional para darle sentido y felicidad a su día a día.

Pero, ¿por qué tanta preocupación por el tema? ¿Será acaso que nos hemos vuelto infelices? O, sencillamente, ¿no estamos valorando lo que nos rodea?

hábitos para vivir una vida más feliz

Andrés Ramírez Ordóñez, profesor de la Cátedra de la Felicidad en el Colegio de Estudios Superiores de Administración CESA y en las universidades El Rosario y Sergio Arboleda, señala que la felicidad, como propone Aristóteles, es el fin de la vida, el propósito de la existencia humana. Lo que pasa es que no tenemos hábitos que nos ayuden a vivir una vida más feliz, lo que no necesariamente implica que no haya dificultades.

Al no hacer lo que debemos hacer para vivir bien y no tener buenos hábitos, poco disfrutamos y surge la infelicidad que, finalmente, nos lleva también a ser incapaces de expresar las emociones, malestar o dolor que haya generado el comportamiento de otro, quedándonos en lo negativo, en lo frustrante. Si te gritan en el trabajo, si hay burla en el colegio, si hay problemas familiares sin resolver, estas situaciones pueden ser causa de infelicidad, y si no las sabemos manejar nuestro entorno se hace cada vez más complicado.

 Ponga su granito de arena en busca de la felicidad

Para mejorar, no basta con escapar al celular o al computador a leer frases reflexivas; hay que tener un cambio interno y ser conscientes de que es posible conectarnos con la felicidad.

pensar positivo y tratar a las personas con agrado son caminos hacia la felicidadLo primordial, como señalan el profesor Andrés Ramírez, socio consultor en Plurum, y Charlene Martin Lillie, especialista en resiliencia y guía de pacientes en Mayo Clinic, es ser agradecidos con lo que tenemos y ser conscientes del tiempo presente.

Al ser conscientes del momento y lugar en donde estamos es más fácil tener una vida coherente, en donde las acciones manifiestan nuestros pensamientos y emociones, para que todo logre estar en armonía.

Un ejemplo es, si pienso en positivo y trato a las personas que me rodean con agrado, voy a recibir energía positiva y activar el nivel de pensamientos positivos, como señala William Walker, ensayista y autor del famoso libro ‘La ley de la atracción’.

Las emociones son válidas, ya que todos las sentimos; lo importante es poder expresarlas sin pasar por encima de nadie y que nadie pase por encima nuestro, porque en la felicidad son clave las relaciones humanas, explica el profesor Andrés Ramírez.

Identificar qué clase de relaciones humanas tenemos ayuda en el propósito de conectarnos con la felicidad; pero, la primera relación que hay que fortalecer es la que se tiene con uno mismo. Hay que dedicarnos tiempo, dice Charlene Martin, llevar un organizador donde pongamos hora y lugar para hacer alguna actividad preferida, ser por un momento de la agitada vida, la prioridad.

Entender que se está vivo, alimentarse bien, dormir bien y realizar alguna actividad física también fortalece la relación con uno mismo. Aprender ¿cuál es el infierno de cada uno? es otra buena apuesta, como lo explica el profesor en su Cátedra para la Felicidad, en donde destaca que hay que reconocer miedos, rencores, personas tóxicas, qué pensamientos tenemos y hasta qué alimentos ingerimos, si son malos o buenos para la salud. Todo ayuda en la búsqueda de la felicidad.

Debemos agradecer todo lo que tenemos, pero agradecer con acciones, de manera que, si yo agradezco mi pareja, la enamoro todos los días; si agradezco mi trabajo, lo hago de manera extraordinaria; si agradezco mis hijos, como con ellos en la mesa, les dedico tiempo, oigo sus historias: Andrés Ramírez Ordóñez, profesor de la Cátedra de la Felicidad.

Concentre su energía en lo realmente importante

Acercarse a la naturaleza, caminos de felicidadLa mejor manera de alejarse o resolver los problemas es concentrarse conscientemente en una actividad, aconseja la doctora Martin. Por ejemplo, si tiene un día estresante en el trabajo o problemas económicos, y ese día toma clase en la noche, concentre toda su eneregía en aprender algo útil y así olvidará, al menos por lo que dura la clase, los problemas o los verá luego de otra manera y podrá pensar en una solución.

De igual forma, puede vivir momentos únicos si vuelve a conectarse con lo que le gustaba y ahora no hace; este es un punto importante en la búsqueda de la felicidad. Puede practicar algún deporte, salir al parque o correr, ir a cine, leer un buen libro, escuchar música o tocar algún instrumento.

Acercarse a la naturaleza, según la especialista de Mayo Clinic, es una de las mayores fuentes de felicidad, ya que nos hace sentir que somos parte de algo más grande. ¡La decisión es suya!

Para conectarse con la felicidad también es sano tener un ambiente limpio y agradable, deshacerse de cosas que ya no le sirven e intoxican su ambiente. Busque algo nuevo que hacer o que aprender, ya que cuando el ser humano descubre cosas novedosas se siente feliz.

Otros consejos que dan los expertos son:

  • Poner orden en su vida. Haga una lista de cosas pendientes, teniendo en cuenta que usted es su propia prioridad.
  • Disfrutar del aire por lo menos 10 minutos al día. Aproveche cuando va camino a casa o a la hora del almuerzo, y descubra si ese trayecto está rodeado de naturaleza y la belleza que esta encierra o solo ve las nubes.
  • Reflexionar sobre las cosas buenas o que le han causado desdicha. Disfrutar de las primeras y pensar si puede cambiar las segundas o no darles tanta trascendencia.
  • Tratar a los demás con compasión y generosidad. Esto trae múltiples beneficios en su salud física y mental, y lo acerca a la felicidad.
  • Ser observador. A su alrededor hay demasiadas cosas bellas que quizás no ha descubierto.
  • Tomar la decisión. Si desea ser feliz, debe pensar, expresar y actuar en pro de lo que lo hace feliz; tener presente que está vivo, que a veces no todo sale bien, pero que puede ser resiliente, es decir anteponerse a las dificultades y verlas como aprendizaje, todo depende de qué tanto se conozca a sí mismo y cómo actúa para ser feliz.
  • Pedir ayuda. Alguien resiliente entiende que no necesariamente solos podemos y que en ocasiones hay que pedir ayuda. Eso lo explica claramente el proverbio africano que dice que ‘solo vas más rápido, pero juntos llegamos más lejos’.

Escrito por María Alejandra Madero Martínez

Comunicadora Social Universidad Cooperativa de Colombia

También te puede interesar:

La felicidad influye en el sistema inmune    |      Contribuya a liberar hormonas que lo llenen de placer y alegría   |     Sentimientos que enriquecen su vida 

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: