viernes, julio 19, 2019
Actualidad

¿Tiene su casa a prueba de accidentes?

La cocina y el baño son zonas de gran peligro y riesgo de accidentes si no toma las medidas adecuadas. Revise sus espacios y analice si son seguros o no.

 

Solo en los primeros cinco meses de 2018, se registraron 3.492 atenciones en salud y 2.843 traslados en ambulancia por hechos relacionados con accidentes caseros, según el reporte del Centro Regulador de Emergencias, de la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá. Es más, se estima que son la cuarta causa de consulta en los servicios de urgencias.

Los niños pequeños y los adultos mayores son las principales víctimas y pueden resultar afectados con un simple raspón o con una lesión muy severa, por ejemplo, una fractura de cadera o de algún miembro superior e inferior.

Los pisos deslizantes en cualquier lugar de la casa, pero especialmente en los baños son los espacios más peligrosos, pero igualmente se debe tener en cuenta que cualquier lugar o implemento puede convertirse en un verdadero riesgo de accidente, sea al tropezar con él, al ingerir una sustancia colocada en el envase no adecuado, o al caer por tener una ventana sin seguro e incluso por tener una conexión eléctrica en mal estado o sin protección.

Fósforos, estufas y velas encendidas; cuchillos, tijeras y otros elementos cortopunzantes, y conexiones eléctricas sin protección son causa de muchos accidentes.

La invitación es a prevenir el riesgo y tomar las medidas del caso para garantizar que tiene una casa segura, para minimizar la posibilidad al máximo. Al respecto, la Secretaría de Salud aconseja:

En la cocina

  • Restringir el acceso de los menores a la cocina, especialmente durante la
    preparación de alimentos que pueden ocasionar quemaduras durante su cocción.
  • Mantener los mangos de los sartenes y ollas en uso hacia la pared, para evitar que los alcancen los niños.
  • Comprobar la temperatura de comidas y bebidas antes de darla a los niños y abuelitos.
  • Verificar el buen estado de la olla a presión antes de utilizarla y no manipularla en presencia de los menores ni dejar que ellos lo hagan.
  • Ubicar el horno microondas fuera del alcance de los niños. También los elementos como cuchillos y tijeras.
  • Cerrar los conductos del gas después de su uso.
  • Prohibir a los niños jugar con fósforos, velas y herramientas.
     

En otras zonas de la casa

Si tiene niños pequeños, colocar barandas en escaleras, balcones y ventanas para protegerlos de caídas. Igual si viven adultos mayores y con mayor razón si alguno de ellos presenta alguna enfermedad como Mal de Alzheimer. También:

  • Revisar la temperatura del agua antes de bañar a los menores.
  • Alejar a los niños de la zona de planchar y no permitirles jugar sobre sillas, mesas u otros muebles.
  • Fijar firmemente a la pared estanterías y repisas.
  • Proteger las puntas de mesas y otros muebles, así como los tomacorrientes.
  • Utilizar antideslizantes para pisos, baldosas y duchas.
  • No dejar la gasolina o líquidos inflamables al alcance de los niños, ni embotellarlos en envases que antes contenían alimentos.
  • Guardar los medicamentos en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.
  • Asegurarse de que haya una buena iluminación en casa en las noches, para prevenir caídas y golpes.

Sin accidentes eléctricos

En épocas como Semana Santa y vacaciones de mitad o de fin de año, cuando las familias se van de paseo, hay que asegurarse de que todo esté en orden y no haya riesgo de accidentes relacionados con energía eléctrica. Al respecto, la empresa Enel-Codensa aconseja:

  • Al salir de casa, asegurarse de que los aparatos eléctricos queden desconectados.
  • Revisar que los cargadores de celulares estén retirados de las tomas de corriente, pues pueden calentarse y ocasionar accidentes. Incluso, si no sale de casa, es importante:
  • Revisar que todas las instalaciones y tomas eléctricas estén en buen estado y no presenten debilitamiento en sus aislamientos. Si tienen daños, reemplazarlas, pero no les haga remiendos ni arreglos caseros.
  • Apagar las luces antes de acostarse o salir de la casa; respetar la distancia
    de seguridad con equipos o redes eléctricas (Mínimo 2,3 metros) y no acercarse con elementos metálicos a redes que puedan conducir energía y generar arcos eléctricos.
  • No sobrecargue las multitomas o extensiones. 

Los accidentes más comunes

Según la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, los accidentes más comunes dentro de las viviendas son: 

  1. Trauma y fractura por golpes contundentes con objetos pesados que caen desde lo alto o generan tropiezos.
  2. Heridas por objetos cortopunzantes (cuchillos, cuchillas, bisturís o tijeras).
  3. Intoxicaciones por ingerir fósforo blanco, raticidas, medicamentos o insumos de aseo.
  4. Caídas en escaleras, balcones, terrazas, sillas y superficies resbalosas.
  5. Quemaduras por líquidos y vapores hirvientes, fogones, fósforos, encendedores y planchas.

Leave a Response