fbpx
ActualidadAl díaBienestarNoticias

Semana de concientización sobre el buen uso de los antibióticos

Del 18 al 24 de noviembre se adelantan diversas estrategias para concientizar a la población sobre el buen uso de los antibióticos, con miras a frenar un fenómeno preocupante, como lo es la resistencia a estos medicamentos.

Con el objetivo de ‘aumentar la conciencia mundial sobre la resistencia a los antibióticos y alentar las mejores prácticas entre el público, los trabajadores de la salud y los responsables políticos’, nació la Semana de Concientización sobre el buen uso de estos medicamentos, que se crearon para salvar vidas, pero que a veces, en muchos casos, ya no surten el efecto esperado.

el uso excesivo e indebido de antibióticos

Significa esto que la potencia de los tratamientos por momentos parece perder la batalla frente a la solidez y fortaleza que parecen tener las bacterias, por lo que algunas enfermedades que antes se podía controlar con estos fármacos, ahora ya no es posible, lo que se ha convertido en una problemática de salud pública mundial.

El Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS, por sus siglas en inglés), de la OMS, ha advertido esta dura realidad, afirmando que día a día “crece el número de personas en quienes algunos antibióticos ya no surten el efecto esperado, lo que a la vez significa que se reduce el número de opciones para tratar ciertas enfermedades, sobre todo de índole bacteriana”.

Una de las múltiples razones para que esto suceda ha sido relacionada con el uso excesivo y el uso indebido de antibióticos en la salud humana y animal, “que han fomentado la aparición y propagación de la resistencia a los antibióticos, que ocurre cuando los microbios, como las bacterias, se vuelven resistentes a los medicamentos utilizados para tratarlos”, precisa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para el doctor Pío López, pediatra infectólogo, ese empleo de los antibióticos de forma indiscriminada solo favorece la aparición de gérmenes multiresistentes, que limitan su utilidad para cuando sea necesario”.

Precisamente, la OMS, junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU-Medio Ambiente) han hecho una alianza integral con miras a trabajar en este tema y realizar estrategias desde cada uno de sus frentes, de tal manera que sea posible crear conciencia sobre el uso de los antibióticos y otros medicamentos, erradicar los malos hábitos y prevenir las infecciones en la población.

La resistencia a los antibióticos hace que las enfermedades empeoren, que se prolonguen las estancias hospitalarias y aumente la mortalidad, elevando los costos médicos y afectando seriamente la vida y la salud.

Larga lista de gérmenes resistentes a los antibióticos

Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae y Salmonella spp son algunas de las bacterias que en la actualidad más han demostrado ser resistentes a diversas generaciones de antibióticos y que ponen en riesgo la salud de la población.

virus y microbios resistentes a los antibióticos

Sin duda, es una problemática mundial, como lo afirman las autoridades de salud que, recientemente, hicieron un seguimiento para analizar la resistencia a los antibióticos, encontrando que había resistencia en “muestras de 500.000 personas de 22 países, con una amplia variación desde un 0% hasta un 82% en al menos a uno de los antibióticos más utilizados”.

Una situación delicada, que ha llevado a hablar de este tema como “una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo”.

 Hay que hacer un uso razonable de los antibióticos

mal uso de los medicamentosLa resistencia antibacteriana es un problema a cualquier edad y frente a cualquier enfermedad, y puede ser más grave en los extremos de la vida, por ejemplo, en recién nacidos o adultos mayores con alguna infección.

Por ello, el llamado es uno solo: ¡Hacer un uso adecuado de los medicamentos, siempre, en todo momento, y en este caso específico, de los antibióticos!

Estos son fármacos que deben ser recomendados siempre por el médico, no por un amigo ni adquiridos en la droguería sin fórmula médica. Solo el especialista sabe cuál es la dosis adecuada, cuánto tiempo y su finalidad específica, según cada caso en particular, y teniendo en cuenta factores como el peso, la talla y el estado general del paciente.

Una costumbre delicada entre la población en general, en la mayoría de países del mundo, es la de automedicarse o utilizar los medicamentos que dejó un familiar, a lo que se suma otra tradición, que es la de suspender el tratamiento al sentirse un poco mejor o por considerar que el médico dio ‘demasiadas pastillas’.

“Estos son factores que alimentan, sin duda alguna, la resistencia bacteriana”, dice el doctor Enrique Gutiérrez Saravia, médico infectólogo, miembro de la Sociedad Colombiana de Pediatría y de la Sociedad Colombiana de Infectología. “Coadyuvan en la aparición de la resistencia bacteriana y la generación de bacterias resistentes o, peor aún, multirresistentes”.

Algunos mensajes para concientizar sobre el buen uso de los antibióticos

lavado de manos evita infeccionesLa resistencia a los antibióticos es la capacidad de las bacterias para sobrevivir al tratamiento con antibióticos. Para prevenirla, lo más importante es hacer un buen uso de estos medicamentos. Pero también, resulta fundamental prevenir infecciones.

Por eso, en esta semana de concientización sobre el buen uso de los antibióticos, los expertos insisten en que El futuro de los antibioticos depende de todos”, y aconsejan tener en cuenta que:

  • El lavado de manos evita que las infecciones se propaguen. ¡Menos infecciones, menos antibióticos, menos resistencia!
  • Una buena higiene bucal evita que las infecciones se propaguen. ¡Menos infecciones, menos antibióticos, menos resistencia!
  • Preparar los alimentos en condiciones higiénicas previene infecciones.
  • La vacunación previene las infecciones y disminuye la propagación de la resistencia a los antibióticos.

Por lo demás, la OMS (https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/resistencia-a-los-antibi%c3%b3ticos) insiste en la importancia de:

  • Tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado.
  • Seguir siempre las instrucciones de los profesionales sanitarios con respecto al uso de los antibióticos.
  • No utilizar los antibióticos que le hayan sobrado a otros.
  • Preparar los alimentos en condiciones higiénicas tomando como modelo las cinco claves para la inocuidad de los alimentos de la OMS (mantener la limpieza; separar alimentos crudos y cocinados; cocinar completamente; mantener los alimentos a temperaturas seguras; y usar agua y materias primas inocuas).
  • Elegir alimentos para cuya producción no se hayan utilizado antibióticos con el fin de estimular el crecimiento o prevenir enfermedades en animales sanos.

Uso de antibióticos y cuidados en el sector agropecuario

Para la semana mundial de la concienciación sobre los antibióticos, la FAO, la OMS y la Organización Mundial de Sanidad Animal adelantan también una campaña por redes sociales, usando los hashtags #AntimicrobialResistance y #WAAW2020 y ayúdenos a crear conciencia sobre la resistencia a los antimicrobianos.

Destacan la necesidad de hacer un buen uso de los antibióticos y en general de los antimicrobianos en el sector agropecuario, y señalan que “los antimicrobianos en general no curan una infección por dos causas principales: cuando son seleccionados incorrectamente para un tratamiento o cuando han sido utilizados incorrectamente”. Por eso, aconsejan:

  • Administrar antibióticos a los animales únicamente bajo supervisión veterinaria.
  • No utilizar antibióticos para estimular el crecimiento ni para prevenir enfermedades en animales sanos.
  • Vacunar a los animales para reducir la necesidad de antibióticos y utilizar alternativas a estos siempre que las haya.
  • Fomentar y aplicar buenas prácticas en todos los eslabones de la producción de alimentos de origen animal y vegetal.
  • Fomentar la seguridad biológica en las granjas para prevenir las infecciones mediante la mejora de la higiene y el bienestar de los animales.

También te puede interesar: Alerta mundial por los fármacos resistentes    |      ¡Deje de jugar con los antibióticos! 

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: