fbpx
ActualidadAl díaEnfermedadesNoticias

Diez estrategias clave en la lucha contra el cáncer

El sedentarismo, la alimentación inadecuada y los estilos de vida de riesgo, incrementan sus posibilidades de tener cáncer. Modifique sus hábitos.

Si hay una enfermedad en la que los estilos de vida sí que importan, es en cáncer. Esto significa que si lleva una vida saludable reduce el riesgo de que se desarrolle alguno de los tipos de cáncer o si, por el contrario, sus hábitos no son adecuados, contribuye a que aparezca con más rapidez o avance velozmente.

“No tener cáncer es como ganarse el premio de la lotería. Con todas estas condiciones o buenos hábitos, nosotros compramos 7 o hasta 8 de 10 boletas posibles de prevención; nunca vamos a poder comprar las dos o tres que faltan, porque hay factores adicionales que no dependen de estas recomendaciones, como la genética, pero entre más cosas hagamos para cuidar nuestra salud, se reduce la posibilidad de que nos dé cáncer en el futuro”, es la analogía que hace el doctor Ricardo Brugés Maya, coordinador de Unidades Médicas, del Instituto Nacional de Cancerología.

Destaca el especialista el impacto invaluable de los estilos de vida, que incluyen alimentación, ejercicio, pero también evitar muchos hábitos que “son deletéreos” para nuestra salud.

¿ Quieres saber mas ? ver video Dr. Brugés 

Se trata, dicen expertos de las clínicas del Country y La Colina, de “mantener el sistema inmune fortalecido, a través de una buena alimentación y con actividad física”

1. Alimentación: Con respecto a este tema, indican que lo aconsejable es tener una alimentación buena, balanceada, adecuada a sus necesidades, “que incluya todos los grupos de alimentos, especialmente verduras y frutas, que aportan la mayoría de las vitaminas que son necesarias para mantener un balance vitamínico y proteínico adecuado”.

 El doctor Brugés aconseja también “disminuir el consumo de carnes y en general alimentos altamente procesados, así como los azúcares refinados”.

 

2. Ejercicio: “La actividad física regular es fundamental para prevenir y ayudar a manejar las cardiopatías, la diabetes de tipo 2 y el cáncer”, entre muchas otras enfermedades, ha señalado la Organización Mundial de la Salud (OMS), en sus nuevas directrices sobre actividad física.

La recomendación es “acumular entre 150 y 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada a vigorosa con el fin de estar activo y ser saludable” y esto incluye reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer como los de mama y colon.

 

3.No fumar.: El consumo de tabaco está directamente ligado con algunos tipos de cáncer, como los de pulmón, boca y laringe. Es importante suspender este hábito nocivo y hablar con su médico sobre las estrategias más efectivas, porque no todo lo que se dice es bueno.

“Hoy en día, hay un serie de elementos o de aparatos electrónicos que sirven como dispensadores de tabaco, dispositivos electrónicos para dispensación de nicotina u otros que no la dispensan, y los vapeadores, que son un riesgo para el desarrollo de cáncer de pulmón”, destaca el doctor Brugés.

 

4. Ojo con el alcohol:  La ingesta abusiva de alcohol eleva el riesgo de cáncer (hígado, colon, mama, riñón) y por eso se recomienda un consumo moderado, eso sí, dependiendo de su estado de salud y sus condiciones particulares, porque hay casos en los que es un no rotundo al alcohol, lo que puede hablar con su médico abiertamente.

 

5. Obesidad:  En las últimas décadas y dado lo que ya se llama ‘pandemia’ de obesidad en el mundo, este factor de riesgo del cáncer ha cobrado mayor importancia. La sugerencia es mantener el peso dentro de unos límites adecuados y si tiene sobrepeso u obesidad, visitar a su médico para que le recomiende el programa más adecuado para bajar de peso, a partir de sus necesidades particulares.

En este sentido, el Índice de Masa Corporal (IMC) puede darle una idea de cómo se encuentra. Se obtiene al aplicar la fórmula peso en kilogramos dividido por la estatura en metros al cuadrado. 

Si pesa 82 kg y mide 1,65 cms, el cálculo se obtiene así: 82 ÷ (1.65 x 1.65) = 30,11 y esto se traduce en que tiene obesidad tipo I (menor de 25 es un peso normal; de 25,0 a 29,9 se habla de sobrepeso y de 30,0 en adelante, de obesidad).

Aunque algunos factores como la genética no se pueden modificar, hay otros que puede cambiar a su favor: tenga un buen estilo de vida, una dieta saludable, haga ejercicio de forma rutinaria y mantenga el peso dentro de una condición ideal: Ricardo Brugés Maya, Instituto Nacional de Cancerología’.

6. Protéjase del sol:  Es importante proteger la piel de los rayos solares (rayos UVB y UVA), sea que entren por la ventana o en sitios abiertos, pero también de los rayos emitidos por los dispositivos electrónicos a los que ahora estamos más expuestos por estar tanto tiempo en casa para prevenir el contagio del nuevo coronavirus.

La invitación es a utilizar “protectores solares con un amplio espectro, como la acción más sencilla de cuidado de la dermis. Asimismo, hacemos un llamado a visitar regularmente al dermatólogo, sobre todo si vemos alguna anomalía en cualquier parte de nuestro cuerpo”, recomienda Alejandra Angulo brand, manager de la categoría de cuidado personal de Yanbal.

7.Vacúnese. Especialistas de Mayo Clinic explican que la prevención del cáncer incluye la protección contra ciertas infecciones virales, para las que hay vacuna, como la hepatitis B (presentarla incrementa el riesgo de cáncer de hígado) y el Virus del Papiloma Humano (VPH), responsable del cáncer cervical y otros cánceres genitales.

 

8.Evite comportamientos riesgosos: “Otra táctica eficaz para la prevención del cáncer es evitar los comportamientos de riesgo que pueden conducir a infecciones que, a su vez, podrían aumentar el riesgo de cáncer”, dicen los especialistas de Mayo Clinic.

En ese sentido, recomiendan mantener relaciones sexuales seguras y protegidas, y no compartir agujas ni hacer un uso indebido de drogas. Si ya hay una problemática de adicción, debe buscar ayuda profesional.

9.Conozca su cuerpo. Los autoexámenes y exámenes regulares para varios tipos de cáncer (piel, colon, cuello uterino y mama), aumentan la posibilidad de un diagnóstico temprano, cuando tiene más probabilidades de ser exitoso. Su sistema de salud puede orientarle al respecto.

 

10. Atienda los consejos de su médico: Si tiene un dianóstico positivo de cáncer, los cambios en los estilos de vida también son fundamentales para contribuir a sobrellevar mejor la enfermedad, a una mejor adherencia de los tratamientos y a un control del cáncer. Siga paso a paso las recomendaciones de su médico.

 

También te puede interesar: 

4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer    |      Día contra el Cáncer, bajo los efectos de la COVID      |     La inmunoterapia revoluciona el tratamiento del cáncer      

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: