fbpx
EnfermedadesInvestigaciones

Descuidar los procesos infecciosos aumenta el riesgo de sepsis

En los hospitales se creó un código para atender a los pacientes de inmediato y que se puedan salvar vidas. Sin embargo, los pacientes deben dar el primer paso en prevención.

¿Sabía que un proceso infeccioso, por simple que parezca, puede complicarse
hasta hacer que los órganos colapsen?.

Esta es una realidad que ha tenido que afrontar la medicina, porque no son situaciones aisladas o raras, sino que al año se presentan más de 30 millones de casos de sepsis en el mundo, como reporta la Organización Mundial de la Salud
(OMS), y más de seis millones de muertes por causa de un choque séptico, 500 mil de ellas en recién nacidos.
 
Todos somos susceptibles de presentar sepsis, como se conoce a esa respuesta inflamatoria sistémica, ya que esta no depende de la persona, de su edad, de su situación social, sino de la relación entre el huésped y el momento en que se encuentra con el germen. Esto significa que cualquier infección bacteriana puede terminar en un proceso séptico.

“La sepsis es una urgencia médica y si no se diagnostica y trata de forma temprana, puede ocasionar daño irreversible a los tejidos, choque séptico, insuficiencia orgánica múltiple y poner en riesgo la vida.  El choque séptico es un tipo grave de sepsis en el cual las alteraciones circulatorias y celulares o metabólicas son tan graves que incrementan el riesgo de muerte de manera sustancial, por una falla multiorgánica”, señala la OMS.

Proteja su salud

La recomendación es que, ante un proceso febril y un fuerte malestar general, consulte con su médico; si le diagnostican una infección bacteriana, siga las indicaciones de manera precisa. No se automedique ni se descuide. Y, si presenta alteraciones del estado de conciencia, sueño constante, está frío o muy pálido o tiene dificultad para respirar, no dude en ir al servicio de urgencias.

Precisamente, tratar los casos de sepsis como una urgencia médica es hoy una medida para salvar vidas y prevenir complicaciones. Por eso, se ha creado el Código Sepsis, que se suma a los ya existentes, código azul para paro cardíaco, rojo en obstetricia y el código ACV en pacientes con Accidente Cerebrovascular.

“Debemos propender por la atención oportuna y rápida, porque cada minuto que pasa es muy importante, y cada 30 minutos la mortalidad es exponencial”, señaló el doctor Pedro Díaz Saldaña, especialista de la Clínica Palermo, institución que celebrar sus 70 años de vida, organizó el ‘I Simposio Disciplinar de Abordaje del Paciente Séptico’.

Por su parte, Leidy Johana Guevara Rojas, coordinadora de enfermería de la Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) de la Clínica Palermo, afirmó que “crear y consolidar el concepto de Código Sepsis significa que se le tiene que brindar la atención al paciente como si estuviera en paro cardiaco, es decir, un manejo oportuno e inmediato por parte de todo el equipo de salud”.
  
En su concepto, este “es un verdadero desafío en salud, por el impacto que la sepsis tiene en las tasas de mortalidad tanto de neonatos, como de niños y adultos; porque representa gastos económicos para las instituciones y requiere múltiples manejos e insumos”.

 

Se presentan más de 30 millones de casos de sepsis en el mundo

 
Los estudios muestran las bondades de identificar el riesgo del paciente desde el primer contacto con el personal de salud y atender signos y síntomas o señales de alerta, como aumento de la frecuencia respiratoria, disfunción orgánica, presión arterial sistólica menor de 100, entre otros, para actuar a tiempo, cumpliendo con los criterios y tomando medidas, que están lejos de ser estandarizadas.

Una de las metas, señala el doctor Guillermo Ortiz, especialista de la Clínica Palermo, “es poder detectar subgrupos de pacientes para que se beneficien de terapias específicas a través del entendimiento de estas intervenciones, partiendo de que la sepsis es una entidad heterogénea y cada paciente es particular”.

No se descuide

La sepsis es muy frecuente porque cualquier infección puede desencadenarla. Al respecto, el doctor Luis Guillermo Uribe Rodríguez, médico internista, epidemiólogo, jefe del servicio de Infectología de la Fundación Cardiovascular de Colombia, expone algunos casos:

  • Una persona en casa puede desarrollar sepsis, porque se cayó, se cortó, se infectó la herida y no atendió la situación, no se cuidó.
  • Una mujer presenta una infección urinaria y no va a urgencias, sino que aguanta el dolor, que se hace más fuerte; luego presenta escalofrío, fiebre, malestar general y más dolor al orinar.
  • Un caso de apendicitis que no se consulta, puede generar una peritonitis, pero también una sepsis.
  • Una neumonía que comienza con tos y malestar, va avanzando y luego viene el ahogo, la dificultad respiratoria mayor, fiebre, escalofrío; ahí ya la persona se está volviendo séptica.
  • A nivel hospitalario, los pacientes pueden desarrollar sepsis, y esta evoluciona más rápido, porque ya están débiles, tienen una condición de desigualdad, una condición debilitante, como un cáncer o fueron recién operados, y si desarrolla la infección, la sepsis evoluciona más rápido. Por eso, actualmente se toman
    múltiples medidas para reducir ese riesgo. 

Para prevenir estos y otros casos, el doctor Uribe aconseja: “cuando tenga una infección o sospeche una infección, acudir de manera oportuna a un servicio de consulta primario o un servicio de emergencias, para poder identificar esas variables que los médicos deben saber y que identifican un estado séptico de una simple infección”.

 

Y no olvide cuidar su salud de manera integral. Dormir y comer bien, hacer ejercicio y manejar el estrés; decirle no al cigarrillo y al alcohol, y si presenta alguna enfermedad crónica, como la diabetes, mantenerla bajo control.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: