fbpx
BienestarEnfermedadesInvestigacionesNoticias

Cáncer de próstata y de mama, los más comunes

En ambos casos, el diagnóstico oportuno salva vidas y se cuenta con terapias de última generación que son muy efectivas. La invitación es a no descuidarse y consultar. ‘No nos olvidemos del cáncer’

Con una incidencia de 47 por cien mil habitantes hombres y de 34 por cien mil habitantes mujeres, el cáncer de próstata y el de mama son los de mayor incidencia en Colombia, según los reportes del Observatorio Nacional del Cáncer.

Una realidad similar a la de toda América Latina, en donde según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia entre los hombres son: próstata (21,7%), pulmón (8,9%), colorrectal (7,8%), vejiga (4,5%) y melanoma de la piel (3,4%). Entre las mujeres: mama (25,4%), pulmón (8,5%), colorrectal (7,9%), tiroides (5 %) y cervicouterino (3,8%). Veamos:

cancer-de-mamas-tipos-de-cancer

Cáncer de mama

Según la OPS, anualmente en promedio 462 mil mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama y unas 100 mil mueren por esta causa en los países de las Américas. Entre el 5 y 15% tiene un componente hereditario; los principales genes de susceptibilidad son BRCA 1 y BRCA 2, que confieren un riesgo del 72% y de 69% respectivamente.

Pese a las campañas, no se ha logrado el impacto esperado, pero se sigue trabajando en el tema, con el fin de impactar positivamente y que los mensajes de sensibilización motiven a más mujeres a cuidar su salud, como se hizo el pasado 4 de febrero en el Día Mundial contra el Cáncer y durante todo este mes de febrero, en nuestro caso a través del especial ‘No nos olvidemos del cáncer’, que puede leer en https://sersaludables.org/ (El portal de su salud y bienestar, medio digital de comunicación del Colegio Médico Colombiano, creado por Linivé).

El objetivo, dice el doctor Sebastián Quintero Camacho, cirujano oncólogo mastólogo, de las Clínicas Reina Sofía y Country, es poder detectar a tiempo este cáncer, cuando  es asintomático, y allí es donde juega un papel fundamental ese conocimiento que se tenga y el acceso a las imágenes mamarias correspondientes, según la edad y sintomatología.

“La mamografía es la única prueba que ha contribuido a disminuir la mortalidad por cáncer de mama en un 25%. Se sugiere la ecografía como una prueba complementaria, pero claramente un estudio no sustituye al otro, y para casos especiales está la resonancia magnética, por ejemplo, para el seguimiento de pacientes de riesgo alto, o cuando persiste alguna duda diagnóstica posterior a la realización de eco y mamografía”, explica el doctor Quintero.

También resulta fundamental asistir a consulta periódica con el médico e idealmente realizarse un examen con un mastólogo, quien puede detectar algunas masas o tumores que no son visibles en las técnicas imagenológicas tradicionales.

A esto se suma el conocimiento que cada mujer tenga de sus glándulas mamarias, lo que es posible a través del autoexamen de mama, que si bien no reemplaza la realización de las otras pruebas, puede ayudar a detectar algún cambio en los senos o en el área de las axilas, o la presencia de algún nódulo o masa. 

Actualmente, existen múltiples alternativas para tratar el cáncer de mama y si se diagnostica a tiempo los resultados son mejores y la sobrevida también; se tienen unidades de cáncer con grupos interdisciplinarios (oncólogos, cirujanos oncólogos, patólogos, cirujanos y otros especialistas) para brindar un manejo integral, y novedades importantes en terapias y tratamientos.

Las opciones base incluyen la cirugía conservadora, para quitar un cuadrante (cuadrantectomía); la radioterapia y medicamentos de última generación, que son los biológicos, con resultados satisfactorios.

En la Resolución 3280 de 2018 (Ruta Integral de Atención en Salud), el Ministerio de Salud y Protección Social estableció las recomendaciones para la detección temprana, el diagnóstico oportuno y el tratamiento, y que incluyen:

  • Mamografía de tamización cada dos años en mujeres de 50 a 69 años.
  • Examen clínico de mama cada año a partir de los 40 años. Algunos expertos la recomiendan antes, con mayor razón si hay antecedentes familiares de este cáncer o son sintomáticas.
  • Autoexamen de mama ocho días después del periodo menstrual o un mismo día del mes para mujeres menopaúsicas.

Los tipos de cáncer que causaron más muertes entre los hombres, en 2020, fueron: pulmón (18%), próstata (11,1%), colorrectal (9,4%). En las mujeres: mama (13,2%), pulmón (12,3%) colorrectal (7%).

Cáncer de próstata

Este cáncer, el de mayor incidencia en hombres, se reporta con más frecuencia en los departamentos de la región Caribe, pero también en Valle del Cauca y Chocó (Pacífico), y en Antioquia y Bogotá (región Andina).

No se conocen sus causas con exactitud, pero se sabe que involucra cambios en el ADN que activan genes asociados con la enfermedad, y entonces las células anormales comienzan a crecer sin control. Lo que sí se conoce es que son diversos los factores de riesgo que se deben considerar, como raza, antecedentes familiares,

salud física y estilo de vida, incluso ubicación geográfica, porque como veíamos, suele ser más común en algunas regiones.

“Aunque generalmente su desarrollo es lento y cuenta con tratamientos variados, el retraso en el diagnóstico hace que muchas veces se detecte cuando está en estadíos avanzados o incluso ya ha hecho metástasis”, dice la doctora  Catalina Quintero, vocera de la Fundación Salud Querida.

La prueba de antígeno prostático específico (PSA), que mide una proteína producida normalmente por las células de la glándula prostática, es fundamental, pues cuando se encuentra en niveles superiores a los normales, puede deberse a una infeccción, a prostatitis (inflamación de la glándula prostática) o a cáncer de próstata.

Por ello, es necesario que los hombres conozcan su historial médico, y si tienen antecedentes de cáncer de próstata estén muy atentos a dialogar con su médico para que él defina qué controles o exámenes debe hacerse y con qué periodicidad, aunque se recomienda que después de los 50 años, todo hombre se haga un examen de antígeno prostático.

Otro examen de tamizaje es el tacto rectal, una prueba rápida en la que el especialista palpa la próstata a través del recto en búsqueda de alguna irregularidad. “Sobre este examen existen muchos estigmas erróneos que tienen como efecto un mayor retraso en el diagnóstico temprano de la enfermedad”, afirma la doctora Quintero.

Lo importante es también atender algunos signos y síntomas, aunque puede presentarse y avanzar sin dar ninguno de ellos. Cuando estos aparecen, se relacionan con: aumento de la frecuencia urinaria de urgencia (mayormente en las horas de la noche), flujo lento o débil, obstrucción de flujo, sangre en la orina o la eyaculación, dolor de huesos o pérdida de peso inesperada. En esos casos, lo importante es consultar rápidamente con su médico, puede tratarse de alguna infección, pero también de cáncer.

Como en la mayoría de casos de cáncer, diagnosticado a tiempo es curable, más en la actualidad, con los avances en terapias y tratamientos que son efectivos y frenan el cáncer, evitando que haga metástasis.

 

También te puede interesar: 

Diez estrategias clave en la lucha contra el cáncer    |      Los aliados en la lucha contra el cáncer de mama      |     Cultura del autocuidado, clave en la lucha contra el Cáncer      

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: