fbpx
domingo, diciembre 15, 2019
Investigaciones

Tecnología e innovación para corregir miopías y astigmatismos

Instituto de Cornea, a la vanguardia de la cirugía oftalmológica

      Una nueva técnica única en Colombia permite que hoy se puedan tratar miopías y astigmatismos con gran precisión y seguridad.

  • Menor ojo seco, rápida recuperación  y  mínima incapacidad.
  • Especialmente diseñado para pacientes con profesiones de alto impacto.

Una nueva técnica permite que hoy se puedan tratar miopías y astigmatismos con gran precisión y seguridad. Una innovación para los pacientes que ya está en el Instituto de Cornea en Bogotá, y que acaba de recibir el visto bueno de la FDA de Estados Unidos..

En el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 153 millones se originan por errores de refracción no corregidos”.

Afortunadamente, el 80% de los casos de discapacidad visual son prevenibles o se pueden curar cuando se presentan. En ese sentido, la ciencia médica y la investigación científica han contribuido ampliamente a que los pacientes tengan a mano alternativas de solución, especialmente a partir de la tecnología y la innovación con equipos seguros y modernos.

El láser Visumax, que está a la vanguardia en cirugía de córnea, no solo acaba de recibir el visto bueno de la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), sino que ya está en Colombia, convirtiéndose en una opción innovadora para los pacientes y que permite corregir defectos como la miopía.

Esta técnica, que ha ido evolucionando, se aplica con éxito, y abre nuevos horizontes en la cirugía moderna corneal, “combinando una gran precisión de corte con la tecnología de femtosegundo, ofreciendo ventajas como poder tratar de manera segura miopías de hasta -10 dioptrías y astigmatismos de hasta -5.0 dioptrías, y en poco tiempo permitirá corregir hipermetropías”, asegura el doctor Alberto Chacón Aponte, director científico del Instituto de Córnea, en Bogotá, pionero de la cirugía oftalmológica.

Esto significa que hoy se cuenta con una nueva generación de equipos y cirugía moderna de la córnea, partiendo de que la córnea es curva y “por ello, la tecnología se adapta a esta anatomía ocular, sin forzar formas diferentes a las fisiológicas y sin hacer presión intraocular innecesariamente alta”.

Vale recordar que estos avances comenzaron con la queratotomía radial en el año 85, siguiendo en los 90 con la primera generación de corrección visual con láser, técnica PRK, la segunda generación LASIK, y ahora SMILE se consagra como la tercera generación.

“Una ventaja indudable es que con el Visumax y la técnica SMILE desaparece el flap, gracias a la exactitud de la técnica de femtosegundo, que permite sacar un lentículo de una talla perfecta para corregir miopías y astigmatismos”, complementa el doctor Alberto Chacón Aponte.

“Al no hacer flap, complementa el especialista, la recuperación es más rápida y el paciente regresa a sus labores rápidamente y con seguridad, lo que beneficia por ejemplo a los deportistas, quienes ya no tienen riesgo de que se corra el flap, se arrugue o toque volver a cirugía para pegarlo de nuevo si regresan muy pronto a sus actividades”.

“Durante el procedimiento el paciente mira una luz de láser y no pierde la visión en ningún momento: demora más o menos entre 30 y 60 segundos enfocar el rayo láser con extrema exactitud, tallar el lentículo y retirarlo con una pinza especial”

“En resumen, la cirugía dura alrededor 3 a 5 minutos por ojo; el paciente no siente dolor, tiene una mínima incapacidad y mejora en un 80% su visión al día siguiente”, complementa el especialista, quien presentó los resultados de este nuevo procedimiento durante el Congreso Nacional de Oftalmología en Cartagena.

La clave está en seleccionar muy bien a los pacientes. El candidato ideal sería aquel que presenta miopías de -2 hasta -10 dioptrías o astigmatismos de hasta -5, en edades entre 20 y 50 años. De igual forma, deben ser pacientes que no tengan córneas muy delgadas, ni queratocono, que no hayan sido operados previamente, es decir, con córneas vírgenes con espesor normal, y otros requisitos propios de cualquier procedimiento quirúrgico.

Otro aspecto fundamental es que los cirujanos tengan un perfecto entrenamiento, para garantizar el resultado de equipos como el láser de femtosegundo Visumax y técnicas como SMILE, el primero de su género que llega a Colombia, y que revoluciona el tratamiento de algunos tipos de defectos refractivos, a partir del cambio de paradigma en la cirugía refractiva de córnea: la corrección mínimamente invasiva sin flap

“Una técnica intracorneal de máxima precisión, mínima incapacidad y mínimo dolor; que reduce efectos secundarios de otros procedimientos, como el ojo seco, porque no se trabaja en la parte anterior de la córnea que es en donde están los nervios. Es especialmente buena para deportistas, militares y quienes desarrollan labores en donde hay riesgo de traumas, así sean leves”, explica el doctor Alberto Chacón Aponte.

En países como España, Inglaterra y otros de Europa; en México, Brasil y Colombia, ya se utiliza esta innovadora solución, con resultados muy positivos y esperanzadores para quienes tienen defectos refractivos.

Los errores de refracción

La OMS define los errores de refracción como trastornos oculares que dificultan el enfoque claro de las imágenes, es decir, que originan visión borrosa que puede convertirse en causa discapacidad visual.

La miopía (dificultad para ver claramente los objetos distantes), hipermetropía (dificultad para ver claramente los objetos cercanos) y astigmatismo (visión distorsionada debido a la curvatura anormal de la córnea, que es la superficie transparente que cubre el globo ocular) son los defectos refractivos más comunes.

Un cuarto trastorno, precisa la OMS, es la presbicia, que conlleva dificultad para leer o enfocar bien a un brazo de distancia y que suele asociarse al envejecimiento.

Si bien no es posible prevenir los errores de refracción, se trata de detectarlos a tiempo con un examen oftalmológico, que debe hacerse toda persona mínimo una vez al año; si se presentan existen opciones de tratamiento, como el uso de anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva.

 

1 Comentario

  1. […] También te puede interesar: Tecnología de última generación para sus ojos   |    Lentes de contacto: no es tan sencillo como cambiar el color de los ojos  |  Haga un uso adecuado de sus lentes de contacto  |    Miopía: no se puede prevenir, pero sí mitigar |    Las urgencias oftalmológicas sí existen |    Tecnología e innovación para corregir miopías y astigmatismos  […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: