fbpx
lunes, octubre 14, 2019
ActualidadAl díaNoticias

Se reducen muertes infantiles y maternas en el mundo

Un mayor acceso a los servicios de salud para las maternas y la atención al recén nacido han permitido salvar muchas vidas. Sin embargo, aún el reto es grande.

Desde el año 2000, las muertes infantiles se han reducido prácticamente a la mitad y las maternas han disminuido en más de un tercio, entre otras razones, por un mejor acceso a servicios de salud asequibles y de calidad.

Esta es la noticia positiva que registra un informe presentado el 19 de septiembre por los grupos de las Naciones Unidas, liderados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La principal conclusión es que la supervivencia materno-infantil es hoy mayor que nunca, y esto está muy relacionado con la cobertura sanitaria universal, a la que se encaminan diversos países.

En aquellos que “ofrecen servicios de salud seguros, asequibles y de calidad para todos, las mujeres y los niños sobreviven y salen adelante”, afirmó el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Algunos datos positivos

En el reporte sobre salud materna e infantil se establece que “desde 1990, las muertes de niños de menos de 15 años se han reducido en un 56%, pasando de 14,2 millones a 6,2 millones en 2018. Los países de Asia oriental y sudoriental son los que han logrado mayores avances, con un 80% de reducción en las muertes de niños menores de 5 años”.

Además, “de 2000 a 2017 la tasa de mortalidad materna se redujo en un 38%. Los mayores avances se han producido en Asia meridional, que la ha reducido en casi un 60% desde el año 2000”.

Resultados interesantes se presentan en Belarús, Bangladesh, Camboya, Kazajstán, Malawi, Marruecos, Mongolia, Rwanda, Timor-Leste y Zambia, entre otros países, en donde de forma paralela se han mejorado los sistemas de atención a maternas y bebés, y la atención primaria es prioridad.

Según la OMS, el riesgo de muerte es sustancialmente mayor, hasta un 50% más, para las mujeres y niños del África subsahariana que para los del resto de regiones. Solo en 2018, 1 de cada 13 niños del África subsahariana murió antes de cumplir 5 años.

Falta camino por recorrer

No obstante las noticias positivas, los organismos de la ONU llaman a atención sobre los retos que aún quedan por delante y el camino que se debe recorrer para seguir reduciendo los índices de mortalidad materna e infantil.

En ese sentido, el informe indica que en 2018 murieron 6,2 millones de niños menores de 15 años; 5,3 millones en los primeros 5 años de vida, y casi la mitad de en el primer mes de vida, y más de 290.000 mujeres murieron debido a complicaciones durante el embarazo y el parto en 2017”.

Un tema fundamental en el que se debe trabajar es en la atención del parto y del posparto, porque está demostrado que son momentos vitales para el futuro de las maternas y sus bebés, o instantes de riesgo que pueden afectar sus vidas. Las cifras lo refuerzan, pues se “estima que cada año mueren 2,8 millones de embarazadas y recién nacidos, esto es, 1 cada 11 segundos; la mayoría por causas prevenibles”.

El primer mes de vida es el momento de mayor riesgo de muerte, especialmente si se trata de niños prematuros o con bajo peso al nacer, si ha habido complicaciones durante el parto, si el recién nacido presenta defectos congénitos o si contrae alguna infección. Aproximadamente un tercio de esas muertes se producen durante el primer día y casi el 75% durante la primera semana”, agrega el reporte mundial.

Actualmente, las enfermedades infecciosas, como la neumonía, la diarrea y el paludismo son causa de muerte en menores de cinco años. En niños de más edad, los traumatismos -entre ellos los causados por accidentes de tránsito- y los ahogamientos son causas importantes de muerte y discapacidad”.

En el caso de las muertes maternas, las causas van desde complicaciones obstétricas, como la hipertensión durante el embarazo, hasta infecciones y hemorragias graves durante el parto o el posparto, y cada vez con más frecuencia se deben a una enfermedad o trastorno preexistente que se agrava por los efectos del embarazo.

Metas mundiales

La meta 3.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) señala que para 2030 se debería reducir la mortalidad materna mundial a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos. Según la OMS, como vamos, es muy posible que se logrará.

En cuanto a las muertes infantiles, la meta 3.2 de los ODS sugiere reducir la mortalidad neonatal al menos a 12 por cada 1.000 nacidos vivos y la mortalidad de los niños menores de 5 años al menos a 25 por cada 1000 nacidos vivos. En 2018, 121 países ya la habían alcanzado. 

También te puede interesar: Semana Mundial de la Lactancia Materna

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo 
- Déjanos tú comentario. 
  puedes hacerlo a través de tú cuenta de Facebook o Twitter
Summary
Se reducen muertes infantiles y maternas en el mundo
Article Name
Se reducen muertes infantiles y maternas en el mundo
Description
Positivas cifras nos arroja la Organización Mundial de la Saludal con respecto a la redución de las muertes materno - infantil. 👉¡Lee más aquí!
Author
Publisher Name
Ser Saludables
Publisher Logo

1 Comentario

  1. ¡Que genial estos datos! ¿No te parece? Me agradan tanto esas noticias en las que se avanza como humanidad y se combate realmente una problemática y se visualiza un panorama alentador. ¿Tú qué opinas?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: