fbpx
viernes, enero 17, 2020
ActualidadAl díaNoticias

Los aliados en la lucha contra el cáncer de mama

El autoexamen y la mamografía son pilares para detectar a tiempo cualquier cambio o nódulo en sus senos. Una consulta temprana marca la diferencia y permite beneficiarse de los tratamientos innovadores que hoy se tienen.

El cáncer de seno es la primera causa de incidencia y mortalidad por cáncer en la mujer a nivel mundial y Colombia no es la excepción. En nuestro país, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y el Observatorio Global del Cáncer (Globocan) se diagnostican en promedio 13.000 nuevos casos por año y fallecen 3.700 personas.

En el mundo, cada año se registran más de dos millones de casos nuevos, y las muertes superan la cifra de 600 mil, indica a Organización Mundial de la Salud (OMS), que ve con preocupación cómo esta problemática va en aumento, “debido a la mayor esperanza de vida, los procesos de urbanización y la adopción de estilos de vida poco saludables”.

Por ello, este 19 de octubre, en el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama (creado en 1985), que se extiende a los 31 días como ‘Mes de sensibilización del Cáncer de Mama’, se hablará del tema en todos los escenarios y ambientes posibles, con mensajes sobre la importancia del diagnóstico temprano, los controles y los tratamientos oportunos.

También, es el momento de portar el lazo rosado o fucsia, que identifica esta problemática y que surgió en 1992 como una colaboración de la revista Self y de la empresa de cosméticos Estée Lauder, a lo que se sumaría también la celebración de la ‘Noche rosada’, iniciativa internacional que se realiza en muchas partes del mundo, incluida Colombia, con reuniones de concientización, charlas y eventos culturales.

cancer de mama

El cáncer de mama enfermedad multifactorial

La génesis del cáncer es compleja, dado que no existe un factor único que la origina. “Es una enfermedad multifactorial donde cada uno de los posibles desencadenantes pone su granito de arena para generar la tormenta perfecta a nivel molecular, que deriva en unos cambios genéticos que perpetúan de generación en generación esas células anormales, ocasionando el acúmulo de las mismas, que es lo que se denominan tumores”, explica el doctor Sebastián Quintero Camacho, cirujano oncólogo mastólogo, de las Clínicas Reina Sofía y Country.

En el caso del cáncer de mama, agrega, “el principal factor de riesgo definitivamente es el sexo: el 99% de los casos son en mujeres, pero es importante recordar que existe cáncer de seno en hombres”.

Otros factores relacionados son el consumo de alcohol, el tabaquismo, el uso prolongado de ciertos tipos de terapia de reemplazo hormonal (terapia conjugada), la nuliparidad, la primera menstruación a temprana edad (antes de los 12 años) o menopausia tardía (luego de los 55), la obesidad, el tejido mamario denso, algunos factores dietarios y otros ambientales, los antecedentes familiares de la enfermedad y la existencia de mutaciones genéticas predisponentes.

“Es importante saber la existencia de estos factores, y que unos son modificables y otros no; pero aún más importante es tener en cuenta que el 75% de los casos son esporádicos, es decir, que no tenían ningún factor de riesgo conocido”, complementa.

Por su parte, la doctora Diana Felisa Currea, especialista en cirugía oncológica de la Fundación Valle del Lili, en Cali, recalca cómo desde 2014, en el Congreso Americano de Oncología, de la  American Society of Clinical Oncology (ASCO, por sus siglas en inglés), se presentaron estudios contundentes con niveles de evidencia adecuados, en los que se ratificaba que los estilos de vida influyen en una mayor o menor predisposición al cáncer o en volverlo a tener.

“Dentro de los factores de riesgo no modificables podemos ubicar la edad, porque se conoce que hay un pico de incidencia, que en el caso del cáncer de mama está entre los 45 y 55 años, y de los 65 a los 75, aunque todas estamos expuestas; también los hombres”.

Históricamente, el 1% de los casos de cáncer de mama se presentan en hombres, lo que significa que es importante que los señores conozcan sobre esta problemática y aprendan las técnicas de autoexamen y, ante cualquier anomalía, consulten. El proceso de diagnóstico y tratamiento es igual que en la mujer.

En cuanto a la genética, explica que cuando “hay familiares en primer grado de consanguinidad, la mamá, la hermana, la hija, que hayan tenido cáncer de mama antes de los 50 años, se tiene un riesgo; y si ese familiar ha tenido cáncer de mama antes de los 50 años, debemos empezar un tamizaje o un chequeo rutinario 10 años antes de la edad en la que le dio. Me explico, si mi mamá tuvo cáncer de mama a los 40, yo tengo que empezar mis chequeos desde los 30 años, muy juiciosa. Si se hace el estudio genético, el BRCA1 o el BRCA2, y es positivo, quiere decir que en el transcurso de la vida existe la probabilidad de tener cáncer de mama en un 75 a un 85% de los casos; esos son los factores que tengo yo como ser humano y, si los tengo positivos, pues son no modificables”.

Para prevenir el cáncer de mama es mejor consultar

Para el doctor Sebastián Quintero, creador de la Fundación Salud Querida, es importante que “toda mujer asintomática consulte anualmente desde los 25 años de forma regular y anual para una valoración clínica de la mama. Ahora, si es sintomática, no deberían existir límites de edades y debería buscar una pronta valoración para descartar cualquier lesión que sea sospechosa. Debe, por tanto, la mujer, conocer síntomas y signos de alarma como la presencia de masas en el seno, secreciones a través del pezón, cambios en la piel como hundimientos, engrosamientos o retracciones”.

Precisamente, los expertos insisten en lo fundamental que es poder identificar en estadíos tempranos cualquier caso de cáncer, y en ese sentido resultan fundamentales las estrategias de educación y el poder acceder a los exámenes que hoy permiten conocer cómo está la glándula mamaria y detectar a tiempo cualquier cambio.

Vale recordar que el Ministerio de Salud y Protección Social a través de la Resolución 3280 de 2018, define la Ruta Integral de Atención en Salud, que establece las recomendaciones para la detección temprana, el diagnóstico oportuno y el tratamiento del cáncer de mama, según la edad y los riesgos de las pacientes.

cancer de senoLas recomendaciones que se deben tener en cuenta para Colombia, son:
  • Mamografía de tamización cada dos años en mujeres de 50 a 69 años.
  • Examen clínico de mama cada año a partir de los 40 años o antes según cada caso en particular.
  • Autoexamen de mama ocho días después del periodo menstrual o un mismo día del mes para mujeres menopaúsicas.

Estas acciones hacen parte de la campaña que lanzó el Instituto Nacional de Cancerología (INC), en el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama, denominada ‘Los tres secretos de tocarte: Ma, Ex y Au”, con el objetivo de hacer promoción y difusión de las recomendaciones para la detección temprana, diagnóstico y tratamiento oportuno de esta enfermedad.

Ma. Es la primera palabra que dicen los niños y es el primer paso para estar al día con tu salud. Este es el primer mensaje y hace referencia a la mamografía.

Ex. Es esa persona que no quieres ver, pero tarde o temprano lo tienes que afrontar y es el segundo paso para estar al día con tu salud (examen). Este segundo secreto hace referencia a realizarse un “examen médico anual durante las citas de control”.

¡Au! Es la expresión que usamos cuando nos duele algo, y es el tercer paso para estar más alerta con tu salud (autoexamen).

Adicionalmente, el INC puso a disposición de la población colombiana el Centro de Prevención y Diagnóstico Temprano CPreD, en donde se ofertan las pruebas de tamización en diferentes tipos de cáncer y para este en particular, “mamografía, ecografía mamaria, biopsia mamaria, consulta médica general para examen clínico de mama y consulta médica especializada, así como servicio de consejería sobre los factores de riesgo y protectores para esta enfermedad”. Y, para los médicos y enfermeros del país, se han puesto a su disposición cursos virtuales gratuitos en temas como detección temprana de cáncer de mama, reporte de mamografía, entre otros, así como cursos presenciales.

Se ha demostrado que tener un estilo de dieta mediterránea, con más verduras, consumo de pescados y comidas ricas en omega 3, junto con la realización de ejercicio aeróbico por al menos 150 minutos a la semana disminuye de forma muy importante el riesgo de desarrollar cáncer de mama

mamografiaLa mamografía es la primera línea de prevención del cáncer de mama, aquí le informamos de que trata

Es importante que toda mujer se realice un autoexamen, que le permite conocer sus senos y detectar a tiempo cualquier alteración (masa, nódulo o cambios en la piel), y consultar con su médico. Debe hacerse una vez al mes, siempre hay que hacerlo, y ante el mínimo cambio, la mínima sospecha, no importa si parece insignificante, hay que acudir al médico y atender juiciosamente sus recomendaciones, dice Claudia Herrera Terán, gerente de medicamentos de Colsubsidio.

La mamografía, entre tanto, es el pilar diagnóstico del cáncer de mama. Este examen, como está comprobado en la literatura científica, “permite detectar los cánceres en estado subclínico, cuando la paciente aún no descubre nada o no tiene ningún síntoma”, dice el doctor Luis Guzmán Abi-Saab, cirujano de mama, del Instituto Nacional de Cancerología (INC).

La consulta con su médico también le permitirá despejar todas las dudas al respecto, y aunque existen unas recomendaciones generales establecidas, podrá indicarle cómo y cuándo hacerse la mamografía según su caso particular, sus antecedentes médicos y familiares, así como otros factores determinantes. También, él podrá practicarle el examen clínico de mama.

En esencia, la mamografía, dicen expertos de Care 24, plataforma que hace parte de Farmalisto, droguería online, “es una imagen que se realiza con rayos X y permite identificar visualmente si existe alguna anomalía y definir qué procedimiento seguir. Al igual que la radiografía, es una imagen diagnóstica que se realiza sin intervención quirúrgica en un centro de imágenes autorizado para tal fin”.

Las EPS en su mayoría cuentan con programas de promoción y prevención con el fin de detectar a tiempo el cáncer de seno. De igual forma, existen servicios particulares a los que se puede acudir si sospecha de este tipo de cáncer y se quiere minimizar el riesgo a través de la mamografía tomada a tiempo, como el que ofrece Care 24, que funciona como una institución prestadora de servicios de salud (IPS) domiciliaria, y que complementa el servicio de droguería virtual.

Tratamientos innovadores para el cáncer de mama

cáncer de mama

El doctor Sebastián Quintero Camacho, cirujano oncólogo mastólogo, de las Clínicas Reina Sofía y Country, indica que el cáncer de mama sigue teniendo tres pilares de tratamiento, que resume así: “El primero de ellos, el tratamiento quirúrgico, donde el tipo de cirugía puede ser conservadora, para retirar sólo el tumor con un área de tejido sano alrededor, o la cirugía radical donde se retira toda la glándula mamaria. En esta última puede sacrificarse toda la piel, o por el contrario preservarla y realizar una reconstrucción mamaria en el mismo acto quirúrgico. Las reconstrucciones pueden realizarse con prótesis de silicona o con tejidos autólogos (propios de la paciente)”. 

El segundo pilar es la radioterapia, o uso de técnicas de radiación que se administran sobre la mama afectada para controlar las eventuales células que hayan quedado atrás en el tratamiento quirúrgico,

El tratamiento sistémico es la aplicación de medicamentos, bien sean por la vena o de forma oral, para eliminar las células tumorales que estén en el tumor o circulantes por el cuerpo. Es el tercero.

También, agrega, hay que reconocer que “el tratamiento del cáncer de mama va más allá del manejo del tumor; debe verse de una manera integral y por eso debe incluir valoraciones por psico-oncología, nutrición oncológica, rehabilitación física y prevención de linfedema, consejería genética y algunas otras terapias y disciplinas”.

A futuro son muchas las posibilidades, a partir de los avances y la innovación, como sucede con el advenimiento de la inmunoterapia, que también ha revolucionado el tratamiento en oncología en los últimos años, logrando respuestas que nunca se habían visto. Sin embargo, precisa el doctor Quintero, “aún muchos de estos medicamentos están en fase de investigación o se están usando en segundas o terceras líneas de tratamiento. Se espera que con los buenos resultados cada vez más se piense en ellos como tratamientos de primera elección y que también se usen en otros momentos más tempranos del tratamiento y no sólo en escenarios metastásicos, como se ha venido manejando a la fecha. Esperamos eso sea muy pronto en la medida que se vayan publicando los resultados de los estudios clínicos en esos escenarios”.

Escrito por Marisol Ortega Guerrero

Periodista especializada en temas de Salud

También te puede interesar: Alerta con las prótesis mamarias  |   Cultura del autocuidado, clave en la lucha contra el Cáncer   |    Carrera de la Mujer, para sensibilizar sobre el cáncer de mama     |    Así ha cambiado el tratamiento del cáncer en la última década   

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: