fbpx
lunes, diciembre 9, 2019
Haciéndole el quite a la caries dental
ActualidadAl díaNoticias

Haciéndole el quite a la caries dental

Una visita oportuna al odontólogo le permite detectar a tiempo problemas como la caries, que puede llegar a destruir un diente, afectar su sueño o lastimar su autoestima.

El 91,58% de las personas entre 12 y 79 años han presentado en algún momento de su vida caries dental, y un 33% de los niños de 1, 3 y 5 años, a su corta edad, también han tenido antecedentes de caries, según el IV Estudio Nacional de Salud Bucal, que lideró el Ministerio de Salud y Protección Social.

La Organización Mundial de la salud (OMS) y la Federación Dental Internacional (FDI) en sus publicaciones reportan que la caries dental es la enfermedad crónica más extendida en el mundo y constituye un reto importante en Salud Pública, ya que afecta entre el 60-90% de la población escolar.

Se trata de un proceso dinámico y multifactorial, que puede volverse crónico y que es causado por algunos tipos de bacterias que están en la boca y provocan un desequilibrio fisiológico entre el mineral del diente y el fluido de la placa circundante, reduciendo el pH natural, como explican las doctoras Alejandra Castro Tobón, odontóloga, especialista en odontología legal y forense, y Gladys González Banoy, especialista en odontopediatria, docentes de la Facultad de Odontología de la Universidad Cooperativa de Colombia, seccional Bogotá.

lesiones en la cavidad del diente

La buena noticia es que la caries se puede prevenir y que, si se presenta, el proceso de la enfermedad infecciosa puede detenerse en cualquier momento con un manejo adecuado. En cambio, si se deja que siga su curso, la enfermedad lleva consigo cambios perceptibles en la estructura del diente o lesiones futuras en la cavidad de este, que pueden llegar a ser irreversibles.

Las caries no tratada puede comprometer el tejido pulpar del diente, lo que ocasionan dolor intenso, necrosis pulpar, abcesos e infecciones agudas como celulitis; también, puede dificultar hábitos cotidianos como comer y alterar el sueño, y en el caso de los niños, suele ser causa importante de ausentismo escolar, además de afectar su crecimiento, impactar su autoestima y de ocasionar alteraciones funcionales y estéticas”, explican las doctoras Alejandra Castro Tobón y Gladys González Banoy, especialistas de la Facultad de Odontología de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Las enfermedades orales afectan aproximadamente a la mitad de la población mundial (3.580 millones de personas), y son las enfermedades no transmisibles (ENT) más comunes en todo el mundo. Pueden presentarse a lo largo de la vida, causando dolor, molestias e incluso la muerte.

La caries es una enfermedad multifactorial

Como enfermedad multifactorial, la caries se debe a distintos agentes etiológicos: los primarios, basándose en la triada de Keyes, corresponden a dieta, huésped y microorganismos en un determinado periodo de tiempo; estos producirán una lesión cariosa solo si interactúan con factores moduladores (determinados por Fejerskov) dentro de los que se han encontrado influencias a nivel socioeconómico, comunitario, familiar e individual, como falta de acceso a los servicios de salud oral, malos hábitos de higiene, antecedentes de caries y una alimentación inadecuada.

azúcar factor de riesgo en la cariesEsto, porque como refieren las especialistas, es una realidad que tanto la salud general como la bucodental están determinadas en gran medida por factores sociales y su interacción con un conjunto de factores de riesgo, entre los que se cuentan el consumo de azúcar y productos derivados, el tabaquismo, el alcohol y la mala alimentación.

En el caso de la caries, es indiscutible que el azúcar es un factor de riesgo principal y que, si se reduce su consumo, mejora no solo la salud bucodental, sino la salud general, ayudando a reducir los índices de enfermedades como la obesidad, la llamada epidemia del Siglo XXI y la diabetes, también de gran impacto en la población mundial.

“Por lo tanto, una dieta saludable, baja en azúcar, sal y grasa, y alta en frutas y verduras contribuye a reducir el riesgo de enfermedades bucodentales, la obesidad y otras enfermedades no transmisibles”.

Los factores de riesgo clave para la enfermedad oral incluyen el consumo de tabaco, alcohol y azúcar, señala la Federación Mundial de Odontología (FDI).

 

Consulte a tiempo para que la caries no le cause más de un dolor

visite regularmente a su odontólogoSi bien en un principio nada parece indicar que sufre de caries, las bacterias sí pueden estar ahí, desequilibrando el pH normal de su boca y afectando poco a poco sus dientes. Por eso, no se descuide y visite regularmente a su odontólogo, además de tener una buena higiene bucal y seguir otros consejos.

En general, explican las doctoras Castro y González, la apariencia de la caries dental depende de cuán avanzada esté. Una primera señal de desmineralización (disminución de calcio en el diente) es un color blanquecino sin brillo a la altura de la encía.

Pero, si ya apareció un borde amarillo, marrón o negro alrededor del cuello del diente, esto es una clara señal de que, la desmineralización ha producido caries, y si lo que tiene son unas turbulencias negruzcas, no hay mucho que analizar: la caries está en un estado bastante avanzado.

Lo ideal es no llegar a este último caso, es decir, se debería primero que todo prevenir la caries, pero si aparece, tratarla de forma inmediata, evitando que siga progresando.

“Actualmente se trata promoviendo un enfoque centrado en el paciente realizando cuatro intervenciones personalizadas:

  1. determinar el riesgo de caries,
  2. detectar las lesiones cariosas y detectar su estado de actividad, si la lesión se encuentra en esmalte o dentina,
  3. decidir sobre el plan de atención más apropiado para el paciente especifico en ese momento 
  4. se realizan los cuidados preventivos y de preservación de los dientes que sean necesarios, incluido el cuidado preventivo apropiado para el riesgo; control de las lesiones iniciales no cavitadas; y tratamiento restaurador conservador de las lesiones profundas de la caries dentinaria y cavitada (Martignon, y otros, 2019)”

 como recuerdan las doctoras.

Así mismo, precisan que en 2015 se lanzó la Caries Prevention Partnership (CPP), un esfuerzo internacional para reducir la carga de la caries dental, al cambiar el enfoque de la atención dental de un enfoque restaurador a uno basado en la medicina dental preventiva, lo que incluye recursos educativos sobre caries dental, elaborar estrategias de promoción e implementar actividades dirigidas a los profesionales de la salud oral, los encargados de formular políticas y los pacientes.

Consejos y recomendaciones para cuidar su salud oral y prevenir problemas como la caries

Consejos y recomendaciones para cuidar su salud oral y prevenir problemas como la cariesExisten medidas preventivas seguras y efectivas que pueden proteger los dientes, explican las doctoras Alejandra Castro Tobón, odontóloga, especialista en odontología legal y forense, y Gladys González Banoy, especialista en odontopediatria, docentes de la Facultad de Odontología de la Universidad Cooperativa de Colombia, seccional Bogotá, quienes aconsejan:

  • Programar visitas regulares con el odontólogo. La idea es iniciar las consultas con el profesional de la salud bucal a partir del momento que aparece el primer diente en boca o a la edad de 1 año, y continuar cada tres o seis meses, según la identificación del riesgo o según las indicaciones de su especialista.
  • Realizar buenas prácticas de higiene oral, partiendo de un excelente cepillado, con movimientos o técnica adecuada, con pasta dental con fluoruro a partir de los 2 años, con supervisión de un adulto. Esto puede ser clave para prevenir que los niños tengan caries.
  • Tener presente que una buena nutrición beneficia el cuerpo, pero también su boca. Los alimentos más dañinos son los que contienen azúcar.
  • Limitar los refrigerios entre comidas, si los niños anhelan un refrigerio, ofrézcales alimentos nutritivos.
  • Si sus hijos mastican chicle, que sea sin azúcar; masticarlo después de comer puede aumentar el flujo de saliva y ayudar a eliminar los alimentos y el ácido que produce la descomposición.
  • Monitorear el consumo de bebidas. En lugar de refrescos todo el día, los niños también deben elegir agua y leche baja en grasa.
  • El flúor disminuye la caries. La pasta dentífrica y el agua a veces contienen flúor. Se recomienda que los niños que viven en zonas sin fluoruros usen suplementos o barnices fluorados adicionales. Para asegurarse de que sus hijos reciben suficiente flúor, pero no demasiado, consulte con su profesional sobre el uso del flúor (Boyer, 2007).

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: