fbpx
sábado, diciembre 14, 2019
ActualidadNoticias

El ruido, principal enemigo de su salud auditiva

Escuchemos el futuro… y preparémonos’ es uno de los lemas con el que se invita a tener cuidado con el ruido y sus consecuencias.

Mientras en Windsor, Canadá, algunos pobladores se quejan por un molesto ruido cuyo origen no ha sido posible identificar, y que parece provenir de la isla de Zug, y de un horno que se utiliza en metalurgia; en Alemania, las autoridades han logrado controlar con éxito el ruido, con una serie de medidas y esfuerzos encaminados a ello.

En el primer caso, la gente se queja de dolor de cabeza e insomnio por culpa del molesto zumbido; en el segundo, se disfruta del canto de las aves y de la naturaleza y la ‘sociedad del ruido’ es una tradición, conformada por grandes intelectuales y expertos que analizan los riesgos y la reducción del impacto. “Sus efectos pueden verse en toda la Alemania actual, desde los parques a prueba de sonido y las autopistas, a las fuertes leyes contra el ruido introducidas hace unos 40 años”, dice un informe de la BBC, de Londres.

En Colombia, el ruido es notable, sobre todo en grandes urbes. En el caso de Bogotá, según la Secretaría Distrital de Ambiente, las fuentes móviles (tráfico rodado, trafico aéreo, perifoneo) aportan el 60% de la contaminación auditiva, y el 40% restante corresponde a las fuentes fijas (establecimientos de comercio abiertos al público, pymes, grandes industrias, construcciones, etc)”.

Todo esto preocupa, porque el ruido es causa de múltiples problemas en su audición, entre ellos la sordera, que hoy afecta, a 360 millones de personas, quienes presentan pérdida auditiva discapacitante, 32 millones de ellos, menores de edad. Aproximadamente cinco millones de ellos viven en Colombia, porcentaje que aumenta a 14% en la edad productiva (25 y 50 años). Si bien el ruido no es la única causa, sí es la más impactante

Lo peor, la OMS alerta sobre el riesgo que tienen 1.100 millones de jóvenes, entre 12 y 35 años, de padecer sordera por exposición al ruido. Datos que son muy preocupantes, afirma Claudia Yaneth González, audióloga, dada la influencia de su estilo de vida, que sobrepasa los niveles permitidos de ruido, “por el uso desmedido de reproductores portátiles de música, celulares y otros equipos, a lo que se suma una exposición a niveles elevados de ruido en ambientes como gimnasios, bares y discotecas”.

Según el neurootólogo Pedro Blanco, del Centro Médico Imbanaco y de la Asociación Panamericana de Otorrinolaringología, el oído está hecho para oír las 24 horas del día, pero sin excesos, de la forma en que lo estamos evidenciando. Para evitar el trauma acústico, el oyente debe calibrar los sonidos a un máximo de 30-40 decibeles, lo que quiere decir con una intensidad suficiente para que lo oiga el usuario y no tan potente que lo oigan sus vecinos”.

En los menores de 15 años, el 60% de los casos de sordera son atribuibles a causas prevenibles.

Tecnología para sus Oídos

Aunque la prevención es la primera herramienta para cuidar su salud auditiva, los avances tecnológicos permiten que hoy se puedan tratar algunos tipos de sordera. “La mayoría de las personas afectadas son las que presentan pérdida de audición leve a moderada y se pueden rehabilitar con audífonos. Las que tienen pérdida severa o profunda se pueden rehabilitar con tecnología más avanzada, como los implanes cocleares”, señala el doctor Augusto Peñaranda Sanjuán, otorrinolaringólogo de la Asociación Médica de los Andes, en Bogotá.

El salto de la tecnología digital permite contar con audífonos inteligentes, que detectan en qué ambiente está la persona y se adaptan a él, eliminando ruidos molestos.

Proteja sus oídos

Es importante tener una higiene auditiva adecuada, y esto incluye que “al oír por espacio de una hora, descanse media hora; con esto, las células ciliadas del oído interno descansan, se reponen y no se deterioran tan rápido”, dice el doctor Blanco.

También, hay protectores auditivos para que quienes no tienen ningún tipo de sordera, logren filtrar los decibeles de ruido en la calle, en el trabajo o donde se encuentren, y así cuidar este sentido,

Y no olvide consultar, si no oye bien y debe pedir a los demás que le repitan lo que acaban de decir, si cada vez siente que le sube más al televisor o al radio para poder escuchar y entender lo que allí se dice, o si hablar por teléfono se le ha vuelto un verdadero suplicio.

En el caso de los bebés, es fundamental que los padres estén atentos a sus respuestas cuando se les habla o se les hace algún ruido. Deben dirigir la mirada hacia ese lugar; si no lo hacen, algo puede estar pasando con su audición y lo mejor es consultar pronto, dada la importancia de este sentido en su aprendizaje y desarrollo integral.

En los niños, además del problema del ruido, la sordera puede tener origen genético, por infecciones de la madre durante el embarazo, como la rubeola, la sífilis, entre otras, precisa el doctor Blanco, quien aconseja a los padres estar muy atentos a los cuidados prenatales, a la valoración auditiva en el momento del nacimiento y durante los primeros meses.

  • Finalmente, evite introducir objetos extraños en sus oídos.

También te puede interesar: En vacaciones aumenta riesgo de problemas auditivos

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo

– Déjanos tú comentario.

1 Comentario

  1. Muy interesante como la tecnología aporta soluciones, como el caso de los audífonos inteligentes que eliminan los ruidos molestos… ¿sabes de más dispositivos con estas características?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: