fbpx
viernes, enero 17, 2020
Actualidad

Despertar la curiosidad y la investigación es la clave en la formación de los niños

El mundo demanda seres integrales, con una visión científica pero también humanística, que se van formando desde el hogar y en el colegio, y de ahí el papel de los profesores y padres.

Cuando los niños entran en contacto con la tecnología desde temprana edad, no solo comienzan a pensar, crear y recrear las cosas y a aceptar los desafíos y retos de no poder resolverlas de inmediato, sino que se van formando como mejores seres humanos y su desempeño es mayor.

Así lo afirma el científico colombiano Jorge Reynolds, investigador del corazón de las ballenas, ingeniero creador del primer marcapasos artificial externo con electrodos internos, que revolucionó la medicina, y quien compartió con los niños del Gimnasio Campus Pampuri, en la capital del país, como invitado de honor a la feria de la Ciencia y la Investigación.

Un concepto similar promueve el profesor Marco Maggiora, director del Laboratorio Conjunto IHEP-INFN, en China, y del Instituto de Física Nuclear de Italia, invitado especial del Gimnasio Volta a su III Congreso Internacional de Educación, quien hizo una invitación a los padres de familia para que “valoren toda la curiosidad, el deseo de descubrir de sus hijos, la necesidad de explorar, sin perder nunca el enfoque humanístico, porque este es el mejor camino para una formación adecuada, completa y de calidad”.

Para la psicóloga Lucía Vargas Posada, es importante que las familias salgan a caminar, a explorar, a observar, y en casa, que se les permita a los niños estar por momentos sin nada que hacer y hasta aburridos, lo que se ha visto, les permite relacionarse consigo mismos, con el mundo que los rodea y encontrar qué hacer, incrementando su imaginación, creatividad e inventando cosas, eso sí, “siempre atentos y supervisándolos”.

La especialización viene luego

Para el científico Jorge Reynolds es muy positivo que los niños comiencen a pensar, a crear elementos tecnológicos a pequeña escala; a tener contacto con la tecnología, a tener la imaginación y la motivación para sus vidas, no porque todos vayan a convertirse en técnicos o ingenieros, sino porque la tecnología está en toda actividad humana y esto los va a llevar a desempeñarse mejor”.

En este sentido, además del apoyo de los padres de familia, destacó la importancia de que los docentes lideren los procesos innovadores y permitan a los niños hacer ciencia e investigar, para volver sus sueños realidad y contribuir a resolver de la mejor manera los problemas del mundo.

Entre tanto, el científico italiano Marco Maggiora también enfatizó en la necesidad de invertir en los docentes, porque ellos tienen también un papel crucial en la formación de mejores personas y de grandes ciudadanos. “La diferencia no está en el libro, está en el profesor que enseña”, aseguró, y solo si los docentes están preparados podrán “fomentar la creatividad y la investigación en sus alumnos, y al llegar a la universidad vendrán los tiempos de especialización”.

Por su parte, la doctora Lucía Vargas Posada, considera muy positivo que los profesores y padres de familia comprendan la naturaleza y potencialidades de cada niño y los guíen, sin coartar sus gustos y habilidades, dejándolos explorar, inventar, mirar, componer, crear y ser ingeniosos. Considera fundamental permitirles equivocarse sin cuestionarlos, que prueben el ensayo-error y vean que las cosas no se dan de la noche a la mañana. Así mismo es la vida.

El cambio es ahora

A estos conceptos se unió el doctor Gunter Pauli, fundador y director de la Fundación ZERI, una red de más de 3.000 científicos, maestros e innovadores, que buscan soluciones creativas a los problemas del mundo y creador de 36 fábulas relacionadas con temas científicos, para acercarlos a los niños y jóvenes, promoviendo el contacto, el respeto y el amor por la naturaleza. Contactado por el doctor Reynolds, el experto belga, quien vive en Sudáfrica, invitó a niños y jóvenes a “descubrir oportunidades”, insistiendo en que “necesitamos una nueva generación de científicos jóvenes”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: