fbpx
domingo, enero 19, 2020
Actualidad

Con menos sal también sabe rico

Definitivamente, si tiene problemas de tensión arterial alta, la reducción en el consumo de sal es una obligación, no es un tema de elegir o no, sino una decisión de vida. Esto no significa que deba comer desabrido o sin gracia, sino que debe aprender a preparar mejor los alimentos y a preferir aquellos que están frescos y al natural.

Las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto son las siguientes:

Para los adultos: consumir menos de cinco gramos (un poco menos que una cuchara de té) de sal por día.

Para los niños de 2 a 15 años: ajustar a la baja la ingesta máxima recomendada para los adultos. Esta recomendación no comprende el periodo de lactancia natural exclusiva (de 0 a 6 meses), ni el de alimentación complementaria de la lactancia natural (de 6 a 24 meses).

Toda la sal que se consume debe ser yodada, es decir ‘enriquecida’ con yodo, lo cual es esencial para un desarrollo sano del cerebro del feto y del niño pequeño así como para optimizar las funciones mentales en general.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: