viernes, julio 19, 2019
Noticias

La fibromialgia sí existe

El desconocimiento sobre esta enfermedad ha llevado a que a los pacientes los tilden de mentirosos ¡Sus dolores son reales! y reclaman atención.

 

Hace casi 30 años, 29 para ser más precisos, que se conocen los criterios clínicos para el diagnóstico de la fibromialgia (FM), y 27 años (en 1992) han pasado desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la reconoció como enfermedad; aún así hay muchos mitos y temores frente a ella.

Pero lo peor, como se dice popularmente, es ‘que la ignorancia es atrevida’, y por ello los pacientes son víctimas de burlas, comentarios malinencionados y de una incredulidad de quienes están a su alrededor, que los afecta y se convierte en maltrato, porque llegan a considerarlos en algunos casos como ‘mentirosos’ o ‘perezosos’ o los llaman ‘exagerados’ o ‘hipocondríacos’.

La realidad es que la enfermedad sí existe e incluso tiene su fecha conmemorativa, y es este 12 de mayo, cuando se celebra el Día Internacional de la Fibromialgia, para crear conciencia frente a una condición que es más común en las mujeres, en una proporción de 20 a 1 en relación con los hombres; y que podría tener una prevalencia entre un 2 y 3% de la población general.

Es considerada una enfermedad reumatológica, de origen no conocido o precisado claramente, aunque, en los últimos años, a través de diversas investigaciones se han encontrado alteraciones bioquímicas, como disminución de niveles de serotonina y aumento en los niveles de glutamato y de sustancia P, en el sistema nervioso central, que parecen tener relacion con la FM.

“Se caracteriza por un cuadro de dolor generalizado del aparato locomotor o músculo-esquelético, sin signos inflamatorios, pero sí sensibilidad en ciertos puntos. y además presenta rigidez, fatiga, trastornos del sueño e incluso cognitivos”, explica el doctor José Amilkar Calderón, neuropsicólogo, docente investigador de la Universidad Antonio Nariño, miembro del Colegio Colombiano de Psicólogos (Colpsic).

El diagnóstico se da a partir de detectar un dolor generalizado durante tres meses como mínimo, además de hipersensibilidad en 11 de los 18 puntos sensibles conocidos en el trastorno. “Un famoso autor llamado Wolfe propuso una más amplia categorización de la fibromialgia, con tres grados: posible, probable y definitiva. Se ha establecido también la presencia de dolor en los cuatro cuadrantes del cuerpo y se ha asociado a diversas condiciones: dolor muscular, rigidez articular, fatiga, cefalea, distrés psicológico (ansiedad, alteraciones del humor, cuadros distímicos), intestino irritable, depresión y alteraciones del sueño”, señala la doctora Silvia Cristina Méndez Díaz, especialista en medicina física y rehabilitación, jefe del Laboratorio de Músculo y Nervio Periférico del Instituto Neurolólgico del Hospital Internacional de Colombia (HIC).

Emociones que juegan

En los últimos años se ha encontrado un claro compromiso de las emociones en la presencia de la fibromialgia, que pueden impactarla positiva o negativamente, es decir, ayudar a mejorar la sintomatología o a empeorarla.

El doctor Calderón destaca que “las emociones son muy importantes en este tipo casos” y por eso señala que su manejo es interdisciplinario, lo que conlleva además que el tratamiento incluya programas de intervención “para mejorar la ansiedad y la depresión.

Debe educarse al paciente y utilizar la terapia cognitivo conductual junto con el ejercicio, todo esto acompañado de los medicamentos que están indicados para el tratamiento”.

Lo importante es que la persona consulte si presenta dolores generalizados, cansancio y agotamiento extremo, rigidez matutina, hormigueos en manos y piernas, trastornos del sueño y otros síntomas.

Precisa la doctora Silvia Méndez, que “el paciente que consulta por fibromialgia habitualmente consulta a diversas especialidades (medicina interna, reumatología, ortopedia, fisiatría, neurología, etc), pues la primera información que recibe es que es una condena de por vida. Cabe resaltar que esto no necesariamente es así”. 

Aunque todavía no existe una cura universalmente aceptada para la fibromialgia, diferentes estudios han encontrado que ciertas medidas son muy eficaces para su manejo y control, y para evitar que se deteriore la calidad de vida de los pacientes, entre las que se incluyen la educación del paciente y a su familia, ya que su apoyo es muy importante; rutinas de ejercicio controladas y adecuadas; buenos hábitos de alimentación, y el uso de técnicas para el manejo del dolor, así como de algunos medicamentos, siempre formulados por su médico y bajo su supervisión.

“Dentro de las terapias alternativas, se ha encontrado cierta mejoría con procesos de acupuntura, pero requieren un personal de salud con amplio entrenamiento en el tema. De igual forma, los pacientes comentan que tienen gran ayuda en su sintomatología cuando tienen apoyo espiritual y/o religioso (independiente del credo que profesen), también cuando se dedican a alguna actividad artística o filantrópica”, señala la doctora Silvia Cristina Méndez Díaz, especialista en medicina física y rehabilitación.

Vea también http://sersaludables.org/2019/04/17/una-dosis-de-fe-para-su-salud/

Así, cada paciente es único, cada caso es individual, pero lo clave es saber que la fibromialgia sí existe y se puede controlar. No es un invento, es una realidad, y “si el paciente es partícipe de su proceso y tiene un entendimiento y colaboración cumpliendo con las medidas que su especialista le indique, tendrá un mejor desempeño funcional y mejor pronóstico de recuperación”, agrega la especialista.

Los nuevos criterios de diagnóstico de la fibromialgia se relacionan con dolor generalizado que dura por lo menos tres meses; presencia de otros síntomas, como fatiga, cansancio al despertarse y dificultad para pensar, y ausencia de otras enfermedades que podrían estar causando los síntomas.

Lo que debe saber

Sobre la fibromialgia existen muchas dudas, pero también mitos y temores, sobre los que refiere así la doctora María de los Angeles Negrete Madera, fisioterapeuta de la Fundación CardioVascular de Colombia:

– La fibromialgia afecta los músculos, articulaciones y tejido conectivo.

Realidad: No hay daños en músculos, articulaciones y tejido conectivo en personas con fibromialgia. Años de investigaciones no muestran un daño real al sistema musculoesquelético; lo que sabemos es que es una mala función del sistema nervioso central que causa un desorden en el procesamiento de información sensorial lo que termina en amplificación del dolor.

– La fibromialgia es una enfermedad autoinmune.

Realidad: Una enfermedad autoinmune es el resultado de una respuesta exagerada del sistema inmunológico. Esto significa que las células inmunes atacan sus propias células y tejidos. No hay evidencia de que la fibromialgia sea una enfermedad inmunológica.

Sin embargo, algunas personas con fibromialgia pueden tener una o más enfermedades inmunológicas, como lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple o enfermedad de tiroides.

La FM es catalogada como enfermedad reumática por su sintomatología y la manera como ataca; es conocida como el reumatismo muscular por como afecta al tejido conectivo (inserciones musculares, ligamentos etc.) más que al músculo en sí.

– Solo afecta a las mujeres

Realidad: Las mujeres se afectan mayormente, pero los hombres, niños y adolescentes pueden igualmente verse afectados por ella.

– Los llamados puntos gatillos existen.

Realidad: Sí. Los puntos gatillo son puntos dolorosos o sensibles a la presión de ciertas zonas de nuestro cuerpo, en total son 18 puntos que evalúa el médico. El dolor a la palpación digital debe estar presente en al menos 11 de ellos.

1 Comment

  1. Me gusta mucho lo que publican.
    quisiera saber si en este tema los sintomas en los hombres son iguales que en las mujeres.
    Y tienen mucha razon, mi hermana se queja de esos dolores y solo una vez le han dicho que es fibromialgia, de resto le dicen que si vive estresada o que es fatiga muscular.

Leave a Response