lunes, mayo 20, 2019
Noticias

Alerta por brotes de sarampión

La vacunación es la mejor estrategia para enfrentar el riesgo que representa esta enfermedad. No se descuide.

 

Diez países de la región de las Américas notificaron casos confirmados de sarampión entre la semana epidemiológica (SE) 1 y la semana 9 de 2019, los cuales ocurrieron entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, reportó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su más reciente informe.

Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos de América, México y la República Bolivariana de Venezuela figuran en el reporte, aunque se aclaró que no ha habido ninguna defunción.

Esta realidad contrasta con lo sucedido en 2016, cuando la OMS declaró la región de las Américas ‘libre de sarampión’, gracias a sus estrategias sostenidas para ‘inmunizar’ a la población infantil. Hoy, la realidad es preocupante, alertó el máximo organismo de salud, al precisar que en todas las regiones del mundo hay brotes epidémicos, desde los más pobres hasta los más ricos, como Estados Unidos.

Un resurgimiento que, afirma el doctor José Antonio Vargas, pediatra infectólogo, de la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) y del Hospital Internacional de Colombia (HIC), tiene múltiples razones, entre otras, los movimientos antivacunas principalmente en Europa y en Norteamérica, que lleva a que muchos padres no vacunen a sus hijos, y la crisis sanitaria en países vecinos como Venezuela, que ha dado paso a un fenómeno migratorio importante en la región.

Afortunadamente, en el caso de Colombia, la respuesta ante la situación es muy positiva. Jon Andrus, presidente de la comisión regional de monitoreo y verificación de la eliminación del sarampión en Colombia, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), calificó como extraordinarias las acciones del Ministerio de Salud y Protección Social, del Instituto Nacional de Salud (INS) y de las entidades territoriales para afrontar los cinco brotes de sarampión generados en el país por el fenómeno migratorio de Venezuela.

Jorge Boshell, otro de los integrantes de la Comisión de Expertos de la OPS, que visitó el país, dijo que la respuesta de Colombia debe ser conocida por el mundo entero, “porque es un trabajo único y bien hecho; debe tener un lenguaje internacional, porque le sirve mucho al mundo conocer los resultados.

No podemos guardárnoslos”, señala en un comunicado el Ministerio de Salud. Por su parte, Iván Darío González Ortiz, viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, agradeció este apoyo y aseguró que se atenderían las observaciones y recomendaciones para la eliminación del sarampión y la rubéola.

Esto, teniendo en cuenta que no se debe bajar la guardia, porque cualquier descuido puede ser peligroso para el país y para la región, dada la cantidad de casos importados que se han presentado.

¿De qué se trata?

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa, que “se transmite de persona a persona al inhalar pequeñas gotas de secreciones respiratorias, expulsadas por una persona contagiada, al hablar, toser o estornudar”, explica el doctor Darío Botero Cadavid, médico pediatra puericultor.

Los síntomas suelen aparecer entre 8 y 12 días después de la infección, y “consisten en fiebre alta, rinorrea, inyección conjuntival y pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla. Varios días después aparece un exantema que comienza en la cara y cuello, y se va extendiendo gradualmente al resto del cuerpo”, precisa la OMS.

No hay tratamiento específico para el sarampión, y la mayoría de los pacientes se recuperan en dos o tres semanas, pero el problema está en el riesgo de complicarse y tener secuelas, entre las que se han encontrado “ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía, sobre todo en niños malnutridos y pacientes inmunodeprimidos”.

Entre los grupos de personas con mayores riesgos de complicaciones están:

  • Niños menores de 5 años y adultos mayores de 30 años.
  • Menores con desnutrición y con déficit de vitamina A.
  • Personas inmunosuprimidas, incluyendo VIH.
  • Mujeres embarazadas.

Vacunas, la mejor prevención

La mejor y más efectiva acción de prevención contra el sarampión es la vacunación contra el virus que lo ocasiona, pero para lograr control de la enfermedad se necesitan coberturas mayores al 95% de los niños, como las que ha alcanzado Colombia, dice el doctor Vargas.

La vacuna hace parte de la triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis o paperas) o de la vacuna bivalente (sarampión, rubéola). “El esquema de vacunación del país recomienda administrar la vacuna a los 12 meses y el refuerzo a los 5 años de edad; es nuestro deber tener muy clara esta información”, agrega el doctor Botero.

 

El reporte de la OMS

En Colombia, según la OMS, entre la semana epidemiológica 10 de 2018 y la 9 de 2019 se confirmaron 241 casos de sarampión. No se registran fallecidos. “La genotipificación realizada en muestras de 50 casos indicó que se trata del genotipo D8, similar al que está circulando en otros países de la región”.

Se han registrado casos confirmados en Antioquia, Arauca, Atlántico, Bolívar, Cauca, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Magdalena, Norte de Santander, Risaralda, Santander, Sucre; y los Distritos de Barranquilla, Bogotá, Cartagena y Santa Marta.

 

Lo que debe saber

El ministerio de salud recomienda que se vacunen :

  • Todos los niños y niñas que cumplan 12 meses de edad con la dosis de triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis).
  • Niños y niñas de 5 años con un refuerzo con Triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis).
  • Niños y niñas hasta 10 años, 11 meses y 29 días de edad con triple viral.
  • También con la vacuna doble viral (sarampión, rubéola – SR) para niños mayores de 11 años y adultos que aún no se han vacunado o no han presentado la enfermedad.

Leave a Response