lunes, mayo 20, 2019
Noticias

Lesiones que dejan en fuera de lugar

La rotura de ligamentos de Juan Fernando Quintero y el golpe en la cabeza del arquero David Ospina, son casos a los que se ven expuestos los deportistas, y aunque causan preocupación, su evolución suele ser muy positiva.

Juan Fernando Quintero, el volante creativo de la Selección Colombia y del club argentino River Plate, sufrió el pasado domingo una seria lesión que lo alejará de la Copa América, a realizarse entre el 14 de junio y el 7 de julio de este año.

Se trata de la rotura completa del ligamento cruzado anterior (LCA) de su rodilla izquierda, “una lesión muy frecuente en deportistas de diferentes disciplinas, que requiere reconstrucción quirúrgica, teniendo una recuperación lenta y relativamente larga, que puede tardar de 6 a 8 meses y en algunos casos hasta un año, para el regreso a las canchas”, explica el doctor Hernando Jaime González, médico del deporte.

Precisamente, según informes del diario argentino Olé, especializado en deportes, el futbolista colombiano será operado hoy en el sanatorio De Los Arcos, en Palermo (Argentina), por un equipo encabezado por el doctor Pedro Hansing, médico de River Plate.

La rodilla como articulación está sostenida por cuatro ligamentos: cruzado anterior, cruzado posterior, colateral interno y colateral externo. El ligamento cruzado anterior evita que la pierna se desplace hacia adelante respecto al muslo, mientras que la lesión produce gran inestabilidad a la rodilla.

“La reconstrucción del LCA se puede hacer de dos formas: tomando tejido del mismo paciente, lo que se denomina autoinjerto, o con tejido de un cadáver donante, que se denomina aloinjerto”, explica el doctor Hernando Jaime.

Luego de la cirugía, agrega, “el paciente debe realizar terapia física durante al menos seis meses. De la dedicación y la calidad de la terapia física depende el regreso seguro a la actividad física”. Así, bajo la supervisión de un médico del deporte y con la ayuda de un grupo interdisciplinario que incluya preparador físico, fisioterapeuta y entrenador, se reinician los entrenamientos de forma paulatina hasta que al fin pueda volver a competir con seguridad.

Un riesgo latente

El solo hecho de estar en competencia representa un riesgo que no se puede controlar, explica el doctor Jaime, al referirse a las lesiones de los atletas, que se incrementan en deportes de contacto como el baloncesto o el fútbol. Casos como el del volante creativo de la Selección Colombia, Juan Fernando Quintero, son preocupantes, aunque tienen una evolución positiva. Es la misma rotura que sufrió en 2014 el goleador Radamel Falcao García y que le impidió estar en el Mundial de Brasil.

Foto fuente: elheraldo.co

Pero, no son las únicas. El mismo equipo River Plate tiene en estos momentos otros jugadores lesionados, uno de ellos con fractura proximal del peroné derecho y otro con fractura en la clavícula derecha, y la Selección Colombia, que juega este viernes a la madrugada ante la Selección de Japón y el martes próximo ante Corea del Sur, no pudo contar con Santiago Arias, por una lesión muscular en su pierna derecha, ni con el arquero David Ospina, quien también el domingo, en un partido de la liga italiana en el que se enfrentaba su equipo Nápoli con Udinense, sufrió un fuerte golpe en la cabeza.

“El guardamenta fue sometido a un TAC. Aunque se descartó cualquier gravedad, se decidió que debía permanecer en observación, por lo cual fue hospitalizado 24 horas”, explicó la Federación Colombiana de Fútbol en un comunicado. “Epidemiológicamente, las lesiones en el cráneo representan entre el 4 y el 22% del total de lesiones en el fútbol; las fracturas en las extremidades inferiores, el 44,4%, y en las extremidades superiores, el 27%”, señala la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa), en su Manual de Medicina ‘Emergencia en el fútbol’.

Es una larga lista entre las que se incluyen desgarros menores, raspones y moretones, pero también traumas abdominales, hemorragias cerebrales, esguinces de tobillo, y otras más severas, que “pueden repercutir seriamente en el plano físico, emocional, psicosocial o económico, tanto en el futbolista como en todo el equipo”.

Muchos casos son cuestión de suerte o azar, independientes de los programas de fortalecimiento físico o de prevención de lesiones, porque cómo evitar una imprudencia de un jugador lesione a la estrella del equipo, o que un deportista se caiga solo y se lesione, de la manera más increíble; o que los taches se queden enterrados en el césped y al girar se rompan los ligamentos.

En general, dice el doctor Jaime, “el tratamiento varía muchísimo según cada caso. En ruptura completa de ligamento se requiere cirugía; las rupturas parciales pueden tratarse conservadoramente gracias a la medicina regenerativa, que permite aplicar sustancias que facilitan la cicatrización y la recuperación, como son factores de crecimiento autólogos y la proloterapia (inyecciones intralesionales de dextrosa hipertónica), métodos han sido desarrollados y probados con múltiples estudios liderados por la AAOM (Asociación Americana de Medicina Ortopédica)”.

El tratamiento regenerativo es hoy una alternativa interesante en pacientes con ruptura de meniscos, para fortalecerlos, recuperarlos o rehabilitarlos, evitando en lo posible la cirugía, aunque en ciertos casos no hay opción distinta que la quirúrgica.

La suerte juega un papel importante en los casos de lesiones deportivas, algunas de las cuales alejan a los atletas durante meses de las canchas. Las fracturas en las extremidades inferiores representan el 44,4%, y en las extremidades superiores, el 27%, dice la Fifa.

En lesiones musculares, los protocolos en cinco pasos, con protección, reposo, hielo, compresión y elevación, suelen ser suficientes. Son casos, explica el doctor Héctor Fabio Cruz, médico del deporte, que no requieren de manejo quirúrgico, sino terapia adecuada.

No obstante, es importante tener en cuenta que, aunque hay grandes avances en medicina del deporte, como resalta el doctor Jaime, el organismo tiene sus propios tiempos, y no se puede forzar una recuperación ni un regreso a las canchas antes de tiempo. Por eso, en el caso de Juan Fernando Quintero, los colombianos lo han rodeado de mensajes de esperanza y fuerza, para que salga bien de su cirugía y tenga una muy buena recuperación que permita verlo en unos meses de nuevo en las canchas. “Juan Fer: estamos contigo. Una pronta y completa recuperación.  Estamos seguros que volverás pronto a las canchas. Ánimo. adelante. Un fuerte abrazo”, fue el mensaje que le envió el ‘Tigre’ Falcao.

 

foto fuente : Goal.com

3 Comments

Leave a Response