martes, marzo 26, 2019
Actualidad

LA MEDICINA PREVENTIVA -PREDICTIVA YA LLEGÓ A COLOMBIA

Estudio de biomecánica vascular permite predecir un infarto y un ACV hasta 10 años antes

Hoy es posible predecir el futuro de su salud cardiovascular con modernas tecnologías y, sobre todo, no invasivas, como el estudio de biomecánica vascular, la más reciente novedad en prevención cardiovascular que ya está en Colombia.

De igual forma, es posible  conocer el riesgo de eventos cardiovasculares (ECV) en personas jóvenes y sin antecedentes familiares, pero que por diversas razones presentan un envejecimiento vascular acelerado (EVA), un concepto nuevo y determinante porque si se descubre a tiempo permite prevenir esos accidentes o lesiones, modificar los estilos de vida y vivir sano.

Son innumerables los factores que predisponen a un infarto o un accidente cerebro-vascular o insuficiencia de los riñones que termine en diálisis, pero lo fundamental es prevenir el daño o frenarlo a tiempo, y esto ahora es posible de detectar incluso con 10 años de antelación gracias a la biomecánica vascular, última novedad en la prevención cardiovascular de la medicina moderna y ya disponible en nuestro país.

La hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, el manejo inadecuado del estrés, las dislipemias (aumento del colesterol “malo, o disminución del “bueno” o triglicérido muy altos), los hábitos higiénico-dietéticos así como la predisposición genética y el medio ambiente (la polución), son causas del daño vascular o de las arterias y ocasiona aceleración del envejecimiento vascular, que aumenta la posibilidad de presentar precozmente un Infarto Agudo de Miocardio (IAM), un Accidente Cerebro Vascular (ACV) o una insuficiencia renal (IR).

Afortunadamente, hoy los avances científicos y tecnológicos permiten conocer a tiempo la verdadera edad de sus arterias y el riesgo que tiene, con estudios no invasivos y muy precisos, y si hay algún problema, realizar las intervenciones médicas necesarias para disminuir el riesgo cardiovascular, incluso con 10 años de antelación a que se manifieste el problema.

Son estudios no invasivos de Biomecánica Vascular, última novedad en la prevención y ya disponible en Colombia, a través de los cuales es posible “visualizar los cambios asociados al envejecimiento, y realizar una detección subclínica de la aterosclerosis, entre ellos el grosor de las paredes arteriales, la presencia de placas de colesterol, el grado de rigidez de las arterias y otros cambios que, identificados a tiempo permiten medicamente predecir, e  intervenir el riesgo mediante diferentes estrategias, no farmacológicas y farmacológicas, y así retrasarlo”, explica el doctor Cristian Gabriel Ponce, médico cardiólogo , magíster en mecánica vascular e hipertensión arterial ecografista y fundador  de Cardiomec, el primer Centro de Diagnóstico Integral de Biomecánica Vascular y Cardiología del país, con la más alta tecnología en prevención cardiovascular.

En esencia, el estudio de Biomecánica Vascular permite estratificar y reestratificar el riesgo cardiovascular y definir exactamente quienes están en riesgo. También, “es posible detectar el inicio de la aterosclerosis o sus distintas fases en forma subclínica; el envejecimiento prematuro, para retrasar sus efectos sobre las paredes arteriales, y predecir con un examen no invasivo y que no requiere de medios de contraste con medicina predictiva una ECV o enfermedad  cardiovascular por lo menos con 10 años de anticipación continua el doctor Cristian Gabriel Ponce.

Con la Biomecánica Vascular es posible llegar antes que las ECV

El ciclo evolutivo de las enfermedades cardiovasculares se  inicia con un mal funcionamiento de las arterias debido a los factores de riesgo ya mencionados, y continúa hacia la hipertensión arterial, la inflamación vascular, el llamado estrés oxidativo; pero su proceso aterosclerótico ha comenzado previamente y ha avanzado de forma silenciosa (aterosclerosis subclínica) y se encamina hacia un infarto u otros problemas o ECV sintomática y sin detenerse.

Todo esto se puede conocer y determinar gracias a estudios que utilizan escalas o scores de riesgo convencionales, para clasificar al paciente en bajo, moderado o alto riesgo cardiovascular (RCV).

De igual forma, es posible  conocer el riesgo de eventos cardiovasculares (ECV) en personas jóvenes y sin antecedentes familiares, pero que por diversas razones presentan un envejecimiento vascular acelerado (EVA), un concepto nuevo y determinante porque si se descubre a tiempo permite prevenir esos accidentes o lesiones, modificar los estilos de vida y vivir sano.

Otra novedad actual está en la posibilidad de medir en el estudio de Biomecánica Vascular, la presión arterial no en el brazo, como es lo común, sino a nivel aórtico (presión aórtica central), que es la que realmente se relaciona con el trabajo del corazón. Si se encuentra aumentada puede incrementar el riesgo de IAM  y/o ACV.

Y es que hoy muchas cosas nuevas se han descubierto con respecto al corazón, desde los factores de riesgo hasta la forma de examinarlo, como lo señala el doctor Enrique Melgarejo, Médico Cardiólogo -Electrofisiólogo  y también  fundador de Cardiomec, que “desde 1948, cuando se inició el Estudio Framingham (ya con tres generaciones en seguimiento) se ha determinado que existen factores de riesgo para estas enfermedades. Ahora se sabe que fumar produce infartos, cáncer y enfisema –entre otras patologías; que la hipercolesterolemia lleva a aterotrombosis. Igual sucede con la diabetes M2, que ahora se sabe que es una enfermedad que ataca tanto las arterias grandes como los pequeños vasos sanguíneos.

 

Así, hacerse un estudio no invasivo de las arterias es hoy por hoy fundamental para predecir y prevenir un evento cardiovascular, lo que significa, ir un paso adelante en la lucha contra las ECV. Hay que tener en cuenta, como afirma el doctor Enrique Melgarejo que “la mayor causa de mortalidad en el mundo está dada por las enfermedades cerebro-cardio-reno-angiovasculares” y esto representa no solo afectación a la población sino a los sistemas de salud, por todo lo relacionado con “costos de hospitalizaciones, rehospitalizaciones, procedimientos intervencionistas con sus dispositivos e insumos”.

BENEFICIOS DEL ESTUDIO

.- Los estudios de Biomecánica Vascular son fundamentales en pacientes con hipertensión arterial, diabetes o dislipemias; con antecedentes de enfermedades cardiovasculares en parientes en línea directa (abuelos, padres, hermanos), fumadores o ex fumadores, con insuficiencia renal, enfermedades reumatológicas, como la artritis reumatoidea, entre otras. Ayudan a mejorar su tratamiento, detectar si ya empezó su proceso de aterosclerosis en forma subclínica, proteger y conservar su estado de salud.

.-La detección temprana permite evitar enfermedades crónicas que tienen su origen en el mal funcionamiento de las arterias, como por ejemplo, la disfunción sexual.


.-También es un estudio útil en pacientes jóvenes mayores de 30 años, cuyo ritmo de vida acelerado o por predisposición genética están en riesgo, y detectar precozmente los efectos sobre las paredes arteriales es fundamental para prevenir un evento vascular.

.- En general, son estudios que ayudan, porque aportan información sobre la salud y la edad de sus arterias, de forma no invasiva, antes de que exista envejecimiento arterial anormal o el esperado por el paso de los años, interviniendo precozmente al paciente mejorando su calidad de vida.

.- Por lo demás, el mensaje es claro: hay que cuidar sus arterias, y para ello, evitar malos hábitos como fumar, el sedentarismo, tomar en exceso, la alimentación no saludable, que contribuyen al envejecimiento precoz de las arterias. Otro tema clave es el control del estrés.

En conclusión: mediante tecnología de punta no invasiva, se puede hoy día detectar precozmente el daño vascular antes de que se produzca un desenlace, o reorientar el manejo de quienes ya están en tratamiento, y clasificar mejor y más objetivamente si ya existe un daño vascular.

 

Leave a Response